La maldición de San Marino, la peor selección de Europa

En Al Aire Libre charlamos con Danilo Rinaldi, seleccionado de "La Serenissima".

La maldición de San Marino, la peor selección de Europa

Por Leonardo Burgueño, @leoburgueno

Los números de la selección de fútbol de San Marino son contundentes: puesto 203 del ranking FIFA; último combinado europeo en ese escalafón; desde su primer partido en 1990 a la fecha sólo ha ganado un amistoso; ha perdido los últimos 26 partidos donde sólo ha hecho tres goles y le han marcado 107 tantos en ese lapso.

Estadísticas durísimas con este equipo que la última que no salió vencida fue el 15 de noviembre de 2014 cuando empató 0-0 de local ante Estonia, por la clasificación a la Euro 2016.

Esta es la primera radiografía del peor elenco del Viejo Continente, aunque detrás hay historias que ayudan a entender el "fenómeno San Marino".

Un poco de historia

A 10 kilómetros del Mar Adriático y rodeado por la región italiana de Emilia Romana, el estado de San Marino tiene algo más de 33 mil habitantes.

La Federación Sanmarinense de Fútbol se creó en 1932, aunque recién en 1988 se afilió a la FIFA y su primer partido oficial fue el 14 de noviembre de 1990 cuando cayó 4-0 ante Suiza, en el inicio del camino hacia la Euro 92. 

La historia dice que nunca ha ganado un partido oficial y que su única victoria fue el 28 de abril de 2004, cuando venció 1-0 a Liechtenstein, en un amistoso disputado en Serravalle, la capital de San Marino.

Para esta temporada, la UEFA armó un torneo llamado Nations League, donde los países fueron colocados en distintas categorías de acuerdo a su ranking y sus logros más recientes.

Obviamente San Marino está en la última división y comparte el Grupo 2 con Luxemburgo (85º ranking FIFA), Bielorrusia (78º) y Moldavia (175º).

El inicio para la "Serenísima", apodo que recibe el elenco de camiseta celeste, fue pésimo: 0-5 de visita en Bielorrusia y 0-3 de local con Luxemburgo.

Un elenco amateur

En la derrota del martes, Danilo Rinaldi fue titular en el cuadro sanmarinés y el atacante relata a AlAireLibre.cl la realidad de la peor selección de Europa: "Sólo dos jugadores son profesionales. Los dos juegan en Italia, uno en la Serie B y otro en la C. Además, es difícil, porque los rivales sólo se dedican al fútbol y nosotros tenemos nuestra ocupación laboral en las mañana. Por ejemplo, yo trabajo en una fábrica de muebles y en la tardes entreno en mi club, La Fiorita (actual campeón de liga)", cuenta.

El atacante nació hace 32 años en Conesa, donde "jugué con Flavio Ciampichetti (delantero de Antofagasta) y Muriel Orlando (Cobresal)".

Además, agrega la importancia que puede tener esta Nations League porque "competimos ante equipos que son casi de nuestro nivel, digo casi porque nosotros no somos profesionales. Sabemos que ganar un partido oficial será algo histórico y para eso nos entrenamos. ¿Qué nos remarca el DT en las charlas? Que tenemos que defender más, ser más aguerridos. Tenemos que primeros hacernos fuertes atrás y después de recuperar tratar de llegar a anotar".

Sin embargo, por más que la realidad golpee duro, Rinaldi no pierde la esperanza: "Seguramente ese triunfo va a caer. Por ahora, nuestro campeonato no ha empezado y allí nos sacan ventajas, porque no llegamos a aguantar todo el partido".

Pero dentro de tantos traspiés, se queda con un recuerdo: el día que entró por Andy Selva (goleador histórico de la selección con 8 tantos) en la caída 5-0 ante Inglaterra. "Jugar en Wembley fue algo increíble", rememora.

Igualmente en San Marino, la costumbre de las derrotas no pone nervioso a nadie. Por eso, la Federación mantuvo a Giampaolo Mazza como entrenador durante 15 años, hasta que renunció en 2013. "Es que se ve como un entretenimiento, todos saben que vamos a participar y que estamos lejos. Por eso no hay presión de resultados. Conocen la realidad", cierra Rinaldi.

Y esa realidad los tiene en el último lugar de Europa, pero con la ilusión que esta nueva Nations League les acercará su primera alegría oficial.