La columna de José Arnaldo Pérez: A seguir en la pista de todas formas

Revisa la opinión del periodista de Al Aire Libre en Cooperativa.

La columna de José Arnaldo Pérez: A seguir en la pista de todas formas

Por José Arnaldo Pérez @Chascaperez

No han sido pocas las notas que dan cuenta de forma permanente de nuestra precariedad en el deporte, en estas mismas letras junto con resaltar el éxito de nuestros atletas damos cuenta de esas deficiencias, y lo seguiremos haciendo mientras sea necesario. En los últimos días varios medios se han referido al Skatebording, que pasó a ser disciplina olímpica, pero ni siquiera cuenta con una pista apropiada, y se las deben ingeniar en espacios públicos. Impensable en un país que apuesta por el desarrollo económico, pero que lo único que termina haciendo es acomodarse cuando las carencias tienen connotación pública y cuentan con el respaldo de la ciudadanía.

Imagen foto_00000002

Hace un buen tiempo se supo que el Skate sería Panamericano y parte de los Juegos Olímpicos, y la solución tarda, como todo le relevante en Chile. Pero más allá de las quejas los dirigidos por Mauricio Rodríguez, el Gato, han continuado en medio de la ilusión preparándose, y el carácter amateur que tiene en nuestro país, pasa al olvido con el empeño y horas gastadas por quienes lo practican, que luchan contra todo, incluso el prejuicio de verlos como vagos y maleantes. Pero esos obstáculos, tal cual como los que eluden en sus piruetas y acrobacias, son sólo cosas a superar. Josefina Tapia y Emilio Suárez son nombres para atesorar, junto a Danny Fuenzalida, este último que participa del circuito profesional estadounidense, y que quieren por medio de sus triunfos que se tome en cuenta a un deporte Olímpico, que a diferencia de otros no tiene un costo tan elevado, es atractivo para los jóvenes y tiene por ende gran cantidad de cultores. Habría que ser muy ciego para no aprovechar este gran potencial, ya que a pesar de la escasa consideración no tienen problemas en seguir yendo a la pista a entrenar, y deleitar a los observadores imparciales... Anímese a verlos, no se arrepentirá.

El que se puede arrepentir, dicen algunos, es Fernando Alonso que cerró un ciclo en la Fórmula 1 para ir por otros récords en diferentes competencias. La historia la dejó con punto suspensivo (ya que se señala que estaría de vuelta el 2021) en dos títulos mundiales, 32 victorias y 332 grandes premios. El actual monarca de estas carreras Lewis Hamilton le dedicó elogiosas palabras, calificándolo de "leyenda". Y Alonso este apelativo lo quiere concretar ya que entre sus próximos desafíos se cuenta el Mundial de Resistencia, donde lidera la clasificación al mando de un Toyota, y para cerrar la temporada le quedan tres pruebas más, culminando todo en la "mítica" carrera de las 24 horas de Le Mans que se disputará entre el 15 y 16 de junio del próximo año. Los mismos días cuando se dé el vamos a la Copa América de Brasil.

Imagen foto_00000001

Pero Fernando Alonso quiere más, desea igualar la triple corona que obtuvo Graham Hill, por eso además de Le Mans en su horizonte está ganar las 500 millas de Indianápolis. De conseguirlo bien valdría este receso para regresar a la Fórmula 1. Aunque al volver puede que quien le dedicó lisonjeras palabras deba contar con la retribución del propio piloto español, ya que así como va Lewis Hamilton, que volvió a ganar llegando en Abu Dhabi a 73 victorias, estará cerca, si es que ya no lo ha conquistado el registro de mayor cantidad de triunfos. El británico que con autoridad se impuso en la presente temporada quedó a 18 banderas a cuadros para alcanzar a Michael Schumacher... Pero eso es elucubración, mejor verlos en las pistas para ver qué hacen y logran.

Volviendo a nuestras pistas, bueno, mejor dicho hablamos de los nuestros en el Panamericano de Patín Carrera en Monterrey, México, lograron el segundo lugar del medallero general, superados sólo por Colombia, potencia mundial, y alcanzaron ocho preseas, dos de ellas de oro, con Emanuelle Silva en los 200 metros persecución y Christopher Verdugo en los 500. Y, para no caer de nuevo en lo mismo de manera extensa, sacan aplausos a granel, porque también para tener patinódromos acordes a la gran calidad de nuestros competidores se ha debido batallar mucho. Medalla tras medalla han demostrado que se les debe considerar, y, pese a los obstáculos, ellos, y con varios triunfos de por medio, siguen en las pistas de todas formas.