La columna de Pelotazo: ¿Apoyar a Pizzi?

Esta semana comienza la Copa del Mundo y en el partido inaugural Rusia enfrentará a la Arabia Saudita de Juan Antonio Pizzi.

La columna de Pelotazo: ¿Apoyar a Pizzi?

Cada vez que en una publicación me toca hablar de Juan Antonio Pizzi dejo claro que no es de mi agrado.

Alguien me dirá que soy un malagradecido porque con él ganamos una Copa América, pero en la vida hay cosas más importantes que un título. Incluso en un país que esperó 105 años para ganar uno.

Es cierto que en columnas anteriores les he dicho lo importante que es mirar la parte llena del vaso, sin embargo, a veces lo vacío termina siendo fundamental a la hora de la elección.

La parte llena de Pizzi en la Roja es la Copa América Centenario, está claro, y no hay más. Y la parte vacía son sus conferencias de prensa con evasivas, las malas planificaciones pre partido, los puntos perdidos y sus decisiones fuera de la cancha.

Centrémonos en lo último.

Chile estaba al borde de quedar fuera del mundial y la solución visible del DT para enmendar el rumbo en 180 minutos fue sacar de la nómina a Marcelo Díaz. Eso, en buen chileno, fue una mariconada. Veamos las dos opciones que había tras esa decisión, donde "Care Pato" terminaría como antagonista sin importar el desenlace de la historia.

Uno. Clasificar a Rusia 2018, que no pasó. ¿Qué habrían dicho todos? Que Pizzi logró reaccionar a tiempo, y como no estaba el volante, esa iba a ser la portada del libro "del despertar": "El problema era Díaz".

Dos. No clasificar a la Copa del Mundo, que pasó. Y como hay que buscar culpables, no pocos le caen encima al jugador de Pumas.

Siempre uno se queda con el sabor del último trago, en este caso, los últimos partidos, pero la clasificatoria fueron 18 encuentros y Chile quedó fuera por DOS GOLES. Sí, DOS GOLES de diferencia que tuvo con Perú.

En el camino completo hubo innumerables chances para hacer esos goles e incluso para lograr un punto más, pero no se dio. Es cierto que se perdió con Bolivia con un penal provocado por Díaz, pero de ahí a ponerlo como culpable de una eliminación es una injusticia y una exageración. De hecho en ese partido la Roja tuvo dos tiros a puerta en 90 minutos. Difícil anotar así.

Lo cierto es que el ex entrenador de la Roja expuso al volante, desconozco si con intención o no. Por último llámalo y lo dejas en la banca como opción, pero prefirió ganar un problema comunicacional cuando el plantel lo que más necesitaba era estar tranquilo, sin sobresaltos. Porque el vaso estaba por rebalsarse y con la eliminación quedó claro.

Esto dijo Pizzi el 17 de agosto de 2017 sobre el mediocampista: "Nosotros la valoración que tenemos futbolística de él es muy alta, es un jugador que nos da muchas opciones. Lógicamente, no sé si vale la pena decirlo, confiamos mucho en sus cualidades, es un jugador importante en esta etapa de la selección y creemos que va a seguir siéndolo".

Y esto dijo el ex DT el 28 de septiembre. "Marcelo ha sido y seguramente será un jugador importantísimo para la selección, pero hemos contemplado una serie de variables a la hora de evaluar la convocatoria de esta eliminatoria y creemos que los jugadores que han sido seleccionados para esta fecha son los que más se acomodan y que reúnen las características que nosotros pretendemos para llevar adelante el plan para cada uno de los rivales: Ecuador y Brasil".

En la penúltima fecha doble a Rusia 2018, Chile sacó cero punto de seis. Y en la últimos, tres de seis. No alcanzó para ir a un tercer mundial consecutivo, y en la planificación, Pizzi creyó que Díaz no servía. Como si fuera poco para el duelo ante el Scratch, Arturo Vidal estaba suspendido y Pablo Hernández lesionado (igual jugó).

Hablamos de un jugador que formó parte de los mejores mediocampos de la Roja en toda su historia, del futbolista que fue titular indiscutido en seis años de la Década Loca. No es alguien del montón como para borrarlo de un día para otro. Pero no servía para el DT.

¿Cómo alguien va a cambiar de parecer tan drásticamente en un mes?

¿Por opinar de táctica? Fue el 3 de septiembre en Calama, cuando planteó dudas sobre el esquema a usar ante los altiplánicos. Ya lo había hecho con Claudio Borghi (2012) cuando llevaba cinco partidos por la selección. No pasó nada esa vez.

¿Por el penal cometido en La Paz? Fue el 5 de septiembre. Le puede ocurrir a todos. Como haya sido, la decisión la tomó, se equivocó y la suma de malas decisiones nos dejaron fuera de la Copa Mundo. Así que si quieren apoyar a Arabia Saudita en el mundial, no cuenten conmigo.