La columna de Pelotazo: El cerebro de Colo Colo

Jorge Valdivia está solo generando fútbol y eso es un problema.

Foto: Archivo La columna de Pelotazo: El cerebro de Colo Colo

Si algo hay que cuidar en un cuerpo, eso es el cerebro. Colo Colo lo tiene, y lamentablemente, no lo protege.

Jorge Valdivia necesita que lo cuiden. No lo pueden dejar solo creando fútbol. Primero, porque le ponen marca personal y el "cacique" pierde al único exponente que puede hacer algo distinto en la cancha.

Segundo, porque un equipo necesita sorpresa y hoy el popular es un equipo predecible.

Tercero, porque los equipos de Mario Salas son ofensivos y depender sólo del 10 no es suficiente.

Cuarto, porque el "Mago" al no tener la pelota retrocede y se cansa como no debería. Si se cansa, que sea yendo hacia adelante, no hacia atrás.

Quinto, porque como consecuencia, Esteban Paredes también retrocede y tenemos a un segundo jugador fuera de su puesto.

¿Qué hacer? Contratar un volante mixto. Porque Carlos Carmona no lo es, Esteban Pavez no lo es y el resto tampoco.

Ante ese drama, donde aún no se contrata a un jugador así, el DT tuvo que probar con Gabriel Suazo. No lo hizo mal, pero la partida de Damián Pérez lo devolvió a la posición de lateral. ¿Otra temporada de Suazo tapando hoyos? Parece que sí. Es hora que se mantenga en una zona, se acostumbre allí y rinda.

Esto es simple. Hay que meterse la mano al bolsillo. Dinero hay y más aún con los 3.000 millones de pesos que llegaron del CDF. El problema es que a Blanco y Negro sólo le interesa ganar plata y para ser exitoso hay que apostar, verbo que la concesionaria no conoce.

Si Colo Colo cuida a Valdivia, cuidará sus deseos de tener un año exitoso.