La columna de Pelotazo: El resbalín al infierno

Quedan nueve fechas para que se termine el Campeonato Nacional y varios equipos pueden perder lo que tienen hasta hoy.

La columna de Pelotazo: El resbalín al infierno
Llévatelo:

Dicen que después de las Fiestas Patrias aparece un resbalín hacia el Año Nuevo. En lo que respecta al fútbol, ese tobogán puede llevarte a lo peor, a eso que no esperas o no quieres vivir.

Es que de los 16 equipos de Primera División, hay 13 que pueden perder lo que tienen y eso les provocará un fin de año triste. Los que se salvan o se pueden salvar son:

1. Universidad Católica, que tiene el título prácticamente amarrado.

2. Antofagasta, que está en zona de descenso y pretende zafar.

3. Y Universidad de Concepción, que también está en lugares de descenso y buscará salir de ahí.

El resto está en zona de Copa Libertadores o Copa Sudamericana y pueden quedar sin esos pasajes, o zafando de la B y pueden caer en esos puestos en las nueve fechas que quedan.

Lo cierto es que en cada partido que queda en el torneo hay al menos un cuadro peleando por algo, lo que le da más atractivo al desenlace del campeonato.

Por ejemplo en la fecha que comienza esta semana el primer encuentro es Everton ante el Campanil, dos equipos que luchan por no descender. Luego viene Coquimbo frente a los Pumas, donde el local quiere volver a zona de torneos internacionales y la visita intenta salir del fondo de la tabla.

Tras eso aparece Universidad de Chile recibiendo a Palestino. Los azules quieren alejarse del descenso (o salir de esa zona según los resultados anteriores) y los árabes quieren entrar a los cupos de Libertadores.

El menú sigue con Curicó recibiendo a los Cruzados. Los torteros buscan mantenerse en la lucha por jugar torneos Conmebol y la franja quiere acabar con la espera de la nueva estrella. Y así cada encuentro hasta O'Higgins ante La Calera, donde ambos no se conforman con estar en zona de Sudamericana.

El problema es quienes quieren seguir este infartante final tendrán que tener paciencia, ya que las nueve fechas restantes no se jugarán en los próximos nueve fines de semana, sino en los siguientes once. Esto debido a dos fechas FIFA, a la final de la Copa Chile, y a que, menos mal, una fecha se disputará a mediados de semana.
En este tiempo que queda será fundamental la fortaleza mental de cada equipo para afrontar lo que se viene. En esa línea la UC la tiene para sellar el camino al título y Cobresal la tiene la salir del fondo de la tabla. De hecho los mineros ya tienen la tarea casi lista. Del todo el resto, hay dudas.

Mirando a los que pelean por no perder la categoría, Universidad de Chile es el más comprometido de todos. Es cierto que está fuera del descenso por ahora, sin embargo, es el cuadro con más tiros al arco en el torneo (120) y el que menos triunfos tiene (3). En esa línea si mantiene esa tendencia es el principal candidato a bajar a Primera B. ¿Qué podría salvar a la U? La fortaleza mental de sus jugadores más experimentados, situación que hasta ahora no se ha visto.

A fin de cuentas cada equipo depende de sí mismo para tener un fin de año feliz y veremos quiénes están capacitados para lograrlo.