Opinión

La columna de Pelotazo: No es culpa de la UC

Los cruzados hacen las tareas en el Campeonato Nacional y al resto se lo come la presión.

La columna de Pelotazo: No es culpa de la UC

Por Jorge Gómez, @Pelotazo

No es culpa de Universidad Católica que su rival no sepa aprovechar las seis bajas que tuvo.

No es culpa de Universidad Católica que cuando no gana, quienes le siguen tampoco lo hagan.

No es culpa de Universidad Católica que a muchos equipos en nuestro fútbol les falte jerarquía.     

Esa es la palabra clave: JERARQUÍA.

Porque cuando los cruzados no tenían un centrodelantero en racha en la primera rueda se las arreglaron igual para ganar sus partidos. Y no fueron pocos, fueron 10 y seis de ellos en forma consecutiva.

Ya en la segunda rueda el técnico Beñat San José ha tenido que lidiar con las lesiones. Le ha costado contar con todos sus jugadores e igual ha podido zafar. Es cierto que perdió con Huachipato, pero también es cierto que las dos expulsiones condicionaron el encuentro.

En este Campeonato Nacional 2018 la franja ha tenido jerarquía, cualidad que se extraña en los cuadros que han soñado con ser campeones: Universidad de Concepción, Antofagasta y La Calera. Qué decir de Universidad de Chile y Colo Colo. Cuando debieron ganar no lo hicieron y así se fueron alejando de la punta.

Hablamos sólo de Chile. Probablemente la jerarquía que se necesita para ser campeón local no sirva para un torneo internacional. Veamos el caso de Colo Colo. Campeón nacional en 2017, pudo pasar a octavos de final de la Copa Libertadores, pero las distancias quedaron claras en el choque ante Palmeiras.

¿Qué pasa entonces con la jerarquía?

Primero, hay que tener jugadores aptos para el objetivo. Extranjeros que sean aporte, sino sólo serán tapones de juveniles que busquen una oportunidad. El resto, chilenos con experiencia.

Segundo, hay que tener sicólogos deportivos que trabajen con los planteles para que la presión no los afecte. Situaciones como esta permite valorar más a los compatriotas que nos llevaron a ser campeones de América en 2015 y 2016. Tipos que le ganaron a adversidad para ser exitosos en sus clubes y en la selección. Si no te la puedes con la definición de un campeonato en Chile, estás destinado a ser del montón.

Me saco el sombrero con la actuación de José Pedro Fuenzalida. Tuvo un corte en la cabeza que lo pudo haber sacado del partido entre cruzados y amarillos, pero se vendó y siguió jugando. En el segundo tiempo demoró en ingresar porque la herida no cerraba y volvió.

Esa es la forma de demostrar que quieres ganar, que quieres ser campeón. Esa entrega es la que un hincha espera de sus jugadores. Podrán ganarte, pero al menos diste todo para que eso no ocurriera. Y en esa línea, Universidad Católica ha demostrado en la recta final del campeonato que tiene más hambre que el resto.

Quedan cuatro fechas, a la UC aún le quedan partidos complicados, pero se ve un equipo que no se regala. Todo parte en defenderse bien, para luego pensar en atacar. Por algo es la mejor defensa del torneo. Esa es su fortaleza y esa es su punta de lanza para soñar con la nueva estrella.

-