La columna de Pelotazo: VAR urgente

Nuevos errores graves en un torneo nacional que sigue su curso. En 2019 el fútbol chileno se merece un regalo.

La columna de Pelotazo: VAR urgente

El sábado se produjo el debut de Cristiano Ronaldo en la Juventus. El portugués no anotó, pero influyó en una jugada clave del partido. El duelo de visita ante el Chievo estaba 2-2 y llegó la tercera cifra para la Vecchia Signora.

La jugada fue dudosa, porque no quedó claro a la primera si había sido gol. El árbitro pidió la tecnología de línea de gol y lo validó. Sin embargo, luego los asistentes lo "invitaron" a ir a VAR para revisar si en la jugada previa a la anotación de Mario Mandzukic, hubo falta de Cristiano Ronaldo al portero Stefano Sorrentino. Y la hubo, por lo que el juez invalidó el tanto.

Doble tecnología para una jugada polémica en la primera fecha de una de las ligas más importantes del mundo, mientras acá, nos comemos los mocos.

Perdón la vulgaridad, pero es lo menos ordinario que se me ocurre en este momento. Es una vergüenza lo que vivimos en Chile jornada tras jornada.

 Ya se acabaron dos tercios del campeonato y en la fecha que acaba de finalizar hubo varios errores, una constante a esta altura.

- Dos penales no cobrados a Antofagasta.

- Un gol no cobrado a Huachipato.

- Un gol offside de Iquique (1-0).

- Un gol offside de Colo Colo (1-1).

- Penal no cobrado a Colo Colo (Morales).

- Penal inexistente para Universidad de Concepción (atajado).

- Penal inexistente para Curicó (atajado).

Es hora de terminar con las críticas a los árbitros. Sabemos que se equivocan, bastante en algunos casos, y eso no va a cambiar porque son humanos. Fallan tanto como los arqueros, defensas, volantes o delanteros en un partido. Claro, pero es más fácil culpar por un resultado a un juez que a un llamado goleador que tira la pelota sobre el travesaño y falla una chance clara de gol.

Hay que ayudar a los jueces… y la tecnología de línea de gol y el VAR son una oportunidad para dar un salto de calidad. No esperemos que estén aplicados hasta en la Liga de Lituania y Armenia para usarlo nosotros. Hay que contar con ellos a partir de 2019.

En este campeonato ya no se puede porque está en curso y ante ello sólo queda rezar, sí rezar, para que disminuyan los errores. Quedan diez fechas y cada falla será más trascendente, y por ende, más recordada.

Tenemos equipos que quieren ser campeones, otros que quieren clasificar a torneos internacionales y otros que no quieren descender. Y todos ellos necesitan, en la búsqueda de su objetivo, que existan los menos errores posibles.

Mejoremos el sistema por el bien de todos.