Kevin Durant defendió a los Warriors y los eximió de responsabilidad por su lesión

El base se romipó el tendón de Aquiles durante el quinto partido de las Finales de la NBA.

Foto: Archivo Kevin Durant defendió a los Warriors y los eximió de responsabilidad por su lesión
Llévatelo:

El alero Kevin Durant habló por primera vez a través de los medios de comunicación desde que sufrió una grave lesión del tendón de Aquiles del pie derecho durante el quinto partido de las Finales de la NBA y defendió en todo momento a su ex equipo, Golden State Warriors.

Durant, que el pasado mes firmó como agente libre con Brooklyn Nets por cuatro temporadas y 164 millones de dólares, dijo durante la entrevista que concedió desde su casa de Los Angeles a Yahoo Sports, que nadie dentro de los Warriors lo presionó para que volviese a competir.

Por el contrario, sostuvo que el trato que había recibido siempre con la organización de Golden State había sido "ejemplar" en todos los aspectos.

"Demonios, no. ¿Cómo puedes culpar a Warriors?. Demonios, no", declaró Durant. "Escuché que los Warriors me presionaron para que regresara. Nadie nunca me dijo una palabra durante la rehabilitación, ni tan siquiera se me puso una fecha de vuelta, todo lo contrario", destacó Durant. "Solo estábamos el entrenador Rick Celebrini y yo haciendo ejercicio todos los días".

Durant explicó que ambos eran los responsables de ver cómo evolucionaba en la recuperación y que al final quien tuvo la última palabra para volver fue él mismo, en base a como había entrenado y se sentía.

"Justo cuando comenzó la serie, mi meta era estar listo para el quinto partido. ¡Diablos, no!. Simplemente sucedió. Es baloncesto y las lesiones se dan, así de simple", analizó Durant. "Nadie fue responsable de eso. Fue solo el juego. Solo tenemos que pasar de eso porque voy a volver a jugar, que es lo que ahora realmente cuenta".

Los Warriors, a pesar que Durant dejó la organización para irse con los Nets, mostraron su agradecimiento por el gran aporte que les había dado durante las tres temporadas que estuvo con ellos y de haberse lesionado, seguro que hubiesen conseguido su tercer título de liga.

De hecho, los Warriors también anunciaron que van a retirar el número 35 que Durant llevó en su camiseta mientras fue jugador del equipo de Golden State.