Kevin Durant: Hay días en que odio el circo de la NBA

El alero hizo duras revelaciones en una entrevista con el Wall Street Journal.

Kevin Durant: Hay días en que odio el circo de la NBA
Llévatelo:

Kevin Durant es uno de los mejores jugadores de la NBA gracias a sus dos títulos con Golden State Warriors, sin embargo, el alero dijo que por momentos odia todo lo que genera la liga y aseguró que jamás volverá a jugar con Oklahoma City Thunder.

En 2016, Durant decidió abandonar este último equipo para fichar en el elenco de Oakland para intentar cumplir su sueño de tener un anillo y en aquella ocasión la crítica fue despiadada.

"La gente venía a mi casa y hacía pintadas con aerosol en los carteles de venta. Había personas haciendo vídeos frente a mi casa y quemando mis camisetas mientras me llamaban todo tipo de cosas", develó el alero en diálogo con Wall Street Journal.

El paso del tiempo no cerró esa herida y se reflejó cuando se enfrentó a su ex club.

"Fue una sensación tóxica y venenosa la que sentí al entrar en esa cancha. La organización, los entrenadores, los ejecutivos... ¿están enfadados conmigo? ¿No me hablan? Pensé: '¿Es así como va a ser esto? ¿Solo porque me fui a jugar a otro equipo?'", comentó.

Ese dolor le produjo dolor al alero, quien descartó por completo regresar a la franquicia en un futuro: "Nunca volverá a vincularme a esa ciudad. Por mi cabeza pasaba regresar a esa ciudad y ser parte de esa comunidad y organización, pero no confío en nadie allí. Esa mierda debe haber sido falsa, lo que estaban haciendo. La organización, el general manager... No he hablado con ninguna de esas personas desde que me fui", sentenció Durant, quien reconoce que nuca pudo sentirse cómodo con los Warriors.

"Llegué queriendo ser parte del grupo, de la familia, pero nunca seré uno de ellos. No me eligieron en el Draft allí. Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green sí lo fueron. Andre Iguodala ganó las primeras Finales... El resto de jugadores rehabilitaron sus carreras allí. ¿Y yo? Mierda, ¿cómo me iban a rehabilitar? ¿Qué me iban a enseñar? ¿Cómo iban a variar mi baloncesto? Yo ya había sido MVP y máximo anotador de la competición", esbozó.

"Algunos días odio el circo de la NBA. Odio que los jugadores dejen que el negocio de la Liga y la fama que viene con el mismo altere su mentalidad respecto al juego. A veces no me gusta estar cerca de los ejecutivos y los políticos que acompañan a esto. Odio eso", completó.