La alocada anécdota de Klopp tras un título: Despertó borracho, dentro de un camión y sin acordarse de nada

El entrenador compartió una hilarante experiencia luego de consagrarse en la liga alemana del 2011.

Foto: Archivo EFE La alocada anécdota de Klopp tras un título: Despertó borracho, dentro de un camión y sin acordarse de nada
Llévatelo:

Jurgen Klopp ganó junto a Borussia Dortmund la Bundesliga del 2010-2011 y la fiesta que vivió el entrenador luego de acabar con la sequía de nueve años del cuadro aurinegro fue digna de la película "The Hangover" ("¿Qué pasó ayer", en la versión en español).

El actual DT de Liverpool participó en un documental de Amazon sobre el Dortmund sobre aquel logro y compartió la divertida situación tras la gran celebración.

"No recuerdo nada que tenga sentido. No estoy seguro de si alguna vez se lo conté a alguien", confesó el técnico en declaraciones reproducidas por Mundo Deportivo.

"Me desperté en un camión dentro de un garaje. Solo. Lo recuerdo, pero no tengo idea de las horas previas", aseguró.

"Estaba realmente borracho, lo que pudo haber sido notable en algunas entrevistas", relató, por los efectos de beber la tradicional cerveza dentro de la cancha luego del éxito al fin de la temporada en Alemania.

Luego de la noche, de la que no pudo dar más detalles, Klopp contó que despertó, salió del camión y se encontró dentro de una fábrica.

"Estaba en una gran sala de una fábrica. Luego crucé el patio y vi la silueta de un hombre. Así que silbé, porque puedo silbar bastante fuerte, y noté que la silueta se frenó un poco", relató.

"Así que esperé y vi a Aki Watzke (Hans-Joachim Watzke, CEO de Borussia Dortmund). Así que Aki y yo éramos las únicas personas en este enorme patio", dijo.

Desde ese lugar, Klopp y Watzke hicieron parar a un camión para que los llevara de vuelta a la ciudad, donde continuarían con la fiesta de campeones.

Dentro del vehículo, "Aki se sentó al frente, yo me recosté. Intenté seguir durmiendo con mi cabeza hacia un lado, estaba un poco cansado. Pero seguía escuchando 'cluck, cluck, cluck'. ¿Qué está pasando aquí? Pensé que lo había soñado. Pero no. El baúl estaba lleno de pollos", concluyó el alemán.