Juan Angel Napout fue castigado de por vida en el fútbol por el FIFA Gate

El ex presidente de la Conmebol no podrá desempeñar nunca más algún cargo ligado al este deporte.

El ex dirigente participó en sobornos y otros hechos de corrupción en televisación y marketing en Sudamérica.

Foto: Archivo Juan Angel Napout fue castigado de por vida en el fútbol por el FIFA Gate
Llévatelo:

Juan Angel Napout, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), fue castigado de por vida con desempeñar algún cargo o actividad ligada al fútbol, por su participación en el bullado caso FIFA Gate, en el que se involucró con corrupción en la venta de derechos televisivos y marketing en Sudamérica.

Así lo informó el máximo entre del balompié internacional en un comunicado publicado durante este jueves, en el que expuso que "el Órgano de Decisión consideró que el Sr. Napout violó el art. 27 (Cohecho) del Código de Ética de la FIFA, por lo que se le ha inhabilitado de por vida para participar en actividades relacionadas con el fútbol (administrativas, deportivas o de otra índole) tanto en el ámbito nacional como en el internacional".

Además, en el misma escrito, la FIFA aseguró que el ex dirigente deberá pagar un millón de francos suizos (más de 715 millones de pesos chilenos) y todo esto se debe a que "la investigación al Sr. Napout guarda relación con una serie de sobornos durante el periodo comprendido entre 2012 y 2015, vinculados a sus funciones en la concesión de derechos de televisión y marketing de torneos de la Conmebol", por lo que es "culpable de infringir el código de ética".

Cabe destacar que, el también ex timonel de la Asociación Paraguaya de Fútbol, se encuentra encarcelado con nueve años de condena, desde agosto de 2018 en Estados Unidos.

En este mismo caso, vale consignar que el chileno Sergio Jadue -ex prtesidente de la ANFP- aún se encuentra en investigación y que su juicio está pactado, por el momento, para el próximo 18 de noviembre, por lo que por el momento se encuentra con libertad vigilada en Estados Unidos, luego de confesarse culpable y pagar una fianza de un millón de dólares, en 2015.