Portero brasileño admitió que agredió a su esposa y ofreció disculpas a las mujeres

El jugador de 24 años fue presentado en Atlético Goianiense.

Foto: Archivo Portero brasileño admitió que agredió a su esposa y ofreció disculpas a las mujeres
Llévatelo:

El portero brasileño Jean Paulo Fernandes Filho rompió el silencio y durante su presentación como refuerzo del Atlético Goianiense, que disputará este año el Brasileirao, admitió que agredió a su esposa en diciembre en Estados Unidos y ofreció disculpas a todas las mujeres.

"Ofrezco disculpas a todas las mujeres que se sintieron ofendidas y a todos en general. Tengo que agradecer al Atlético por abrirme las puertas. No soy ese monstruo, nunca había tocado en alguien. Fue una situación de momento por hechos que voy a aclarar después, pero que no justifican el acto", dijo Jean en conferencia de prensa.

El deportista señaló: "Toda historia tiene dos lados, pero nada justifica la agresión. Fue totalmente erróneo y no estoy diciendo que por la historia tener dos lados esté correcto agredir". 

Sao Paulo, dueño de los derechos federativos del portero de 24 años, acordó ceder esta temporada al Atlético Goianiense a Jean, al que había suspendido por un año después de que el jugador fuera arrestado en Estados Unidos por violencia de género contra su esposa.

Jean actuará como cedido hasta diciembre de 2020 en el conjunto de la ciudad de Goiania, a donde ya se había presentado el mes pasado, pero solo hasta este jueves fue oficializado por el nuevo club, que retorna en 2020 a la máxima categoría de la liga brasileña.

La suspensión, según Sao Paulo, fue por la repercusión negativa del caso de violencia conyugal, aunque el equipo siempre aclaró que aceptaría transferirlo o prestarlo a otro club en caso de interés, como lo fue el Atlético Goianiense.

La suspensión temporal del contrato vigente hasta 2022 por los problemas personales del jugador fue la única solución encontrada por Sao Paulo para apartarlo sin pagar multa por una rescisión sin justa causa.

El futbolista fue detenido en diciembre pasado en Florida (Estados Unidos), donde disfrutaba de vacaciones con su familia, acusado de agredir a su esposa, quien dio la voz de alarma sobre lo sucedido en sus redes sociales.

Pocos días después fue puesto en libertad condicional por una jueza de Estados Unidos, que le impidió tener contacto directo con su esposa, con la que tiene dos hijos.