Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

Real Madrid alcanzó su decimotercera Champions con emotivo triunfo sobre Liverpool

Los "merengues" obtuvieron su tercera "Orejona" consecutiva.

Mohamed Salah tuvo que salir en el primer tiempo por lesión en los "Reds".

Real Madrid alcanzó su decimotercera Champions con emotivo triunfo sobre Liverpool
Publicidad

Real Madrid se quedó con su tercera Champions League consecutiva y la decimotercera de su historia, tras superar por 3-1 a Liverpool este sábado en la final del certamen en el Estadio Olímpico de Kiev. 

Los "merengues" fueron superiores a los ingleses en un partido que comenzó muy parejo, incluso con cierta superioridad de los "Reds", pero que a su vez estuvo marcado por la temprana lesión de Mohamed Salah.

Un disparo de Trent Alexander-Arnold en los 7 minutos y un cabezazo de Virgil van Dijk a los 18' fueron parte de los constantes ataques de los pupilos de Jürgen Klopp al inicio del encuentro.

La única llegada clara de los españoles en los primeros minutos fue un potente disparo de Cristiano Ronaldo en los 15', que por muy poco se fue elevado sobre el travesaño.

En los 25' llegó la jugada más polémica del encuentro. Tras un agarrón de Sergio Ramos, el egipcio Salah quedó resentido de su hombro en una jugada que el juez serbio Milorad Mazic no vio.

A pesar de que intentó seguir jugando, el "Faraón" finalmente salió reemplazado entre lágrimas por Adam Lallana que tomó su lugar en los 30'.

Solo seis minutos después se vio una imagen similar en los "merengues", ya que Dani Carvajal también tuvo que abandonar el terreno por problemas físicos e igualmente lo hizo llorando.

A los 43' se le anuló un gol a Karim Benzema, quien remató a pocos metros del arco tras un rebote del portero Loris Karius luego de un cabezazo de Ronaldo, pero todo se invalidó por posición de adelanto del portugués.

En la segunda etapa, fueron los dirigidos por Zinedine Zidane quienes controlaron más el juego, pudiendo conseguir el gol de la ventaja a los 50' mediante Benzema, que aprovechó un grosero error del meta Karius.

Liverpool prontamente consiguió el empate gracias a Sadio Mané quien en los 54' remató a pocos metros del arco tras un pivoteo en el área.

La mejor jugada del partido se vio en los 63', cuando a través de una chilena el recién ingresado Gareth Bale puso nuevamente en ventaja a los madridistas.

El mismo atacante galés sentenció todo en los 83' con un potente remate que llegó a las manos del portero Karius, de nefasta noche en Kiev, que increíblemente no pudo contener y terminó entrando en su arco.

Finalmente la victoria fue para Real Madrid que se consolida como el elenco más campeón de Europa.

Publicidad
Publicidad

Publicar en su sitio