Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

Wigan dio el batacazo en la FA Cup al eliminar a un Manchester City defendido por Claudio Bravo

La diana que sentenció el encuentro se generó por un error del lateral Kyle Walker.

El equipo de la tercera división se encontrará con Southampton en los cuartos.

Wigan dio el batacazo en la FA Cup al eliminar a un Manchester City defendido por Claudio Bravo
Publicidad

Manchester City, líder de la Premier League, finalista de la Copa de la Liga de Inglaterra y postulante al título de la Champions, dominó cada acción de su partido con Wigan Athletic, pero debido a la única llegada clara que registró el equipo de la tercera división, el arco que defendió Claudio Bravo fue roto con un 1-0 que eliminó a los "citizens" de la FA Cup en los octavos de final. 

El juego se desarrolló de manera intensa durante los primeros compases, con un Wigan desatado que complicó al forastero con avances rápidos que dieron trabajo a Bravo, el que otorgó seguridad debido a sus acertados anticipos.

El crecimiento de los "Latics" sin embargo quedó suspendido por la abrumadora posesión que sumaron los forasteros, los que incluso llegaron a dominar el 87 por ciento de las acciones.

Esto trasladó la pelota de manera casi permanente a 60 metros del punto que custodiaba el capitán de la Roja, donde una vanguardia titular con Leroy Sané y Sergio Aguero se vio sorprendida por la efectividad del fondo albiazul.

Un golpe a la formación de Josep Guardiola se produjo a segundos de ir al descanso por una entrada desmedida de Fabian Delph contra Max Power, una roja directa que obligó una variación en el mediocampo "ciudadano".

Cada pergamino, antecedente y esfuerzo durante el partido que registraron los celestes quedó sin efecto a los 79 minutos por un error de Kyle Walker que no pudo ser corregido por el seleccionado chileno.

Walker, en una jugada sin mayor riesgo, pidió el balón y no lo controló, algo que aprovechó Will Grigg con una fuerte carrera por la derecha, la que remató con una diagonal rasante al segundo poste, inatajable para el titular nacional.

En los instantes finales Bravo incluso reforzó el ataque con centros al área que fueron estériles debido al cierre de los "Latics".

Al cumplir con una de las tareas más complejas, el nuevo desafío de Wigan en la copa será frente a Southampton, ante quien buscará el pase a semifinales el próximo 17 de marzo.

Publicidad
Publicidad

Publicar en su sitio