Milan se proclamó campeón de la Serie A tras 11 años con una contundente victoria sobre Sassuolo

Los "rossoneros" fueron la gran sorpresa de la temporada en las grandes ligas europeas.

Milan se proclamó campeón de la Serie A tras 11 años con una contundente victoria sobre Sassuolo
Llévatelo:

La parte 'rossonera' de Milán volvió a sonreír. Su equipo, imparable en este tramo final de temporada, decisivo, echó el resto para conseguir un 'Scudetto' histórico, el décimo noveno en su historia, el primero de una década que se antoja, como mínimo prometedora, ante Sassuolo con un contundente 0-3.

Llegó dependiendo de sí mismo Milan. Un punto les hacía campeones, pero el vértigo de una nueva sorpresa en esta inesperada Serie A, igualada en todo lo posible hasta esta última jornada, sobrevoló la cabeza de los teóricos visitantes en Sassuolo, seguidos por una marabunta de 'tifosi' milanistas que recrearon San Siro.

Pero no dio pie a la duda el Milan, ni un solo minuto. Atropelló a un Sassuolo que ya no se jugaba nada y cerró el campeonato en la primera mitad, dejando en el segundo tiempo para abrazos, sonrisas, cánticos y celebraciones.

El portugués Rafael Leao volvió a demostrar que es muy superior físicamente. El jugador ha explotado en la temporada justa para el Milan, y hoy volvió a ser clave en el partido más importante. Robó en el medio campo, condujo y regaló el primero, en el minuto 15 al francés Olivier Giroud, que ha estado en todas las grandes citas.

Pero es que Leao volvió a hacer lo propio a la media hora. Impuso su físico, robó en zona peligrosa, bailó a dos defensores 'neroverdi' y regaló, de nuevo, otro balón a un Giroud que volvió a estar bien situado. Un 'deja-vu' desató la locura en Sassuolo, pero de la afición 'rosonera', que se veía campeona.

Y tres minutos después, el Mapei Stadium de Sassuolo pareció definitivamente San Siro. Leao completó su 'hat-trick' de asistencias cuando llegó a línea de fondo y dejó atrás para que Kessié, como un terremoto entrando desde atrás, fusilara y sentenciara el partido.