La curiosa anécdota de Eduardo Berizzo con Bielsa sobre su llegada a la selección chilena

El ex ayudante del "Loco" relató cómo se dio su arribo al equipo nacional.

Foto: Archivo La curiosa anécdota de Eduardo Berizzo con Bielsa sobre su llegada a la selección chilena
Llévatelo:

El entrenador argentino Eduardo Berizzo relató una curiosa y divertida anéctoda sobre cómo llegó a ser ayudante de Marcelo Bielsa en la selección chilena.

El "Toto" contó en entrevista con el diario trasandino La Nación que "dejé de jugar en junio 2006 en el Cádiz y me fui a vivir a Buenos Aires. Al año siguiente, veraneando en Vigo, recibí el llamado de Marcelo. Me contó que tenía la oferta de la selección de Chile y quería que lo acompañara".

"Le pedí que me lo dejara pensar. 'Bueno, te doy cuatro horas', me contestó (risas). Mi intención era descansar un tiempo más, no quería volver al fútbol tan rápido, pero la oportunidad de trabajar con Marcelo valía la pena. Me llamó un martes y el domingo estábamos en Santiago", afirmó.

A su vez, al actual DT de Paraguay se le consultó por si se siente parte de los títulos de Copa América obtenidos por la Roja, a lo que respondió: "De los títulos no me siento partícipe, los títulos son de quienes los ganan; sí considero que hemos generado la transición de jugadores en la selección".

"Si uno compara el plantel, del primer al último partido nuestro, se verá que se incorporan muchos nuevos jugadores al equipo. Bielsa les dio apertura a muchos jóvenes que terminaron consolidándose y jugando dos Mundiales y ganando dos Copas América".

Su paso por O'Higgins

Por otro lado, Berizzo se refirió a su paso por O'Higgins y el inédito título que obtuvo con los "celestes", asegurando que era algo que imaginó que podía pasar porque "siempre pienso en grande. Se venía trabajando bien, con ideas claras, se estaba construyendo un muy buen centro de entrenamiento".

En relación a la tragedia de Tomé, donde fallecieron 16 hinchas rancagüinos, el "Toto" afirmó que "fuimos a jugar a Concepción contra Huachipato, a la noche. Jugamos e hicimos noche ahí. A la madrugada nos avisan del accidente del micro en el que viajaban hinchas. Al amanecer salimos hacia los hospitales donde llegaban los heridos, coincidiendo con sus familiares".

"Después de estar un rato en el hospital, emprendimos el viaje de regreso a Rancagua, ahí ya se conocía que había 16 muertes. Inmediatamente toda la gente se acercó a la plaza principal y se puso a rezar. Fue una misa multitudinaria, y nosotros en el medio, como uno más. En los días sucesivos participamos de los entierros de esos chicos", indicó.

"Fue un episodio que nos marcó, nunca más hubo una queja de nada, aunque ese equipo estaba integrado por gente buenísima que no se quejaba. Y a fines de ese 2013 salimos campeones por primera vez en la historia de O'Higgins", cerró.