El 2018 de la Roja: El intranquilo primer año de Rueda en una selección chilena sin Mundial

El técnico colombiano asumió en enero en reemplazo de Juan Antonio Pizzi.

El elenco nacional sólo jugó amistosos en busca del "recambio".

Foto: Archivo El 2018 de la Roja: El intranquilo primer año de Rueda en una selección chilena sin Mundial

El año 2018 comenzó movido para una selección chilena que estaba en búsqueda de un nuevo entrenador para suplir la salida del argentino-español Juan Antonio Pizzi. El elegido fue el colombiano Reinaldo Rueda, quien fue oficializado el 9 de enero como el adiestrador de la Roja.

La no clasificación al Mundial de Rusia 2018 hizo casi unánime el pedido de una renovación para un equipo que, si bien había ganado las Copas Américas de 2015 y 2016, mostró un evidente desgaste sobre el final del ciclo, con quiebres entre los líderes del camarín.

Con ese peso sobre sus hombros llegaba el colombiano que en su primera conferencia de prensa decía: "Para cualquier país del mundo es difícil un recambio, eso tiene que darse gradualmente, con mucho tacto, saber que hay grandes potencias del mundo como Alemania y Brasil que han pasado por momentos difíciles y les ha demorado años en ese proceso. Estamos ante una selección que aún tiene mucho que dar. Hay que ver quiénes tienen el nivel para seguir".

Ya en marzo, Rueda entregaba su primera nómina, aunque para el primero de sus "microciclos", con muchos nombres del medio local que estaban a espera de una oportunidad, algunos de ellos como el portero Bryan Cortés y el volante Lorenzo Reyes que se transformaron en habituales.

La primera traba para el ex entrenador de Atlético Nacional llegó previo a su debut en partidos FIFA con el combinado nacional. Poco antes de entregar la nómina oficial para los choques ante Suecia y Dinamarca, el portero, y hasta ese entonces capitán, Claudio Bravo, decidió restarse de la convocatoria, todo en el medio de su conflicto con Arturo Vidal. Pese a esto, Rueda incluyó en la lista al portero, aunque poco después debió desconvocarlo.

En los mencionados duelos amistosos, La Roja venció por 1-2 a los suecos con goles de Vidal y Marcos Bolados, uno que se ganó un puesto en los microciclos, mientras que ante Dinamarca el combinado nacional igualó sin goles.

El desencuentro con Bravo no fue el único que tendría Rueda, pues otro que desapareció de las convocatorias fue Eduardo Vargas. El atacante no estuvo en los amistosos contra Rumania, Serbia y Polonia, aunque en ese momento no llamó demasiado la atención, pues se trató de una gira en la que el colombiano llamó mayaría de jugadores "nuevos".

Pese a que ninguna de las partes ha querido confirmarlo, todo indica que Vargas no volvió a ser considerado por unacto de indisciplina cometido en la gira de marzo.

En esos encuentros la Roja, obtuvo los tres resultados posibles en el fútbol: cayó 3-2 con Rumania, venció 1-0 a Serbia y empató por 2-2 contra la Polonia de Robert Lewandowsky, equipo que luego sería una de las grandes decepciones del Mundial de Rusia 2018.

Nombres como los del portero Gabriel Arias, los defensores Guillermo Maripán y Enzo Roco, el volante Diego Valdés y los delanteros Nicolás Castillo, Junior Fernandes y Angelo Sagal parecían llegar para quedarse en el proceso.

En la primera fecha FIFA post Mundial, el equipo nacional viajó a Asia para medirse ante Japón y Corea del Sur. El primero de estos encuentros no se pudo jugar por un terremoto que sacudió a la ciudad de Sapporo, lugar en el que se hospedaba la Roja.

Con Corea del Sur sí hubo fútbol, pero el partido terminó igualado sin goles, por lo que el saldo del largo viaje no fue pera nada positivo.

Imagen foto_00000002

Ya en octubre, la Roja dejó muchas dudas en su encuentro frente a Perú en el que cayó por 3-0 e hizo que comenzaran a nacer las primeras voces pidiendo la salida de Rueda del combinado nacional. Luego, el 1-0 sobre México aplacó en algo las críticas.

Aún así, los nombres de Jorge Valdivia y, sobre todo, Marcelo Díaz fueron los más extrañados por los fanáticos, pedido que se hizo masivo luego de que Rueda llamara a Matías Fernández, dejando a un lado la bullada renovación.

El pedido a estos jugadores se hizo más fuerte todavía cuando en la última fecha FIFA convocó a Esteban Paredes, jugador de 38 años que ya anunció que a fines de 2019 le pondrá fin a su carrera.

En esos amistosos, Chile fue sorprendido y cayó por 3-2 ante Costa Rica en Rancagua, mientras que cerró el año con una victoria por 4-1 sobre Honduras en Temuco que, pese a lo abultado del resultado, dejó muchas más dudas que certezas.

Antes de esos encuentros, Rueda brindó una extraña conferencia de prensa en la que comenzó revisando las preguntas de los periodistas y también mostró videos y documentos para respaldar sus dichos. 

Así, terminó un año turbulento para el técnico de la Roja (fue abucheado en Temuco) y de no demasiada actividad para una selección que por no participar en el Mundial cortó una racha de muchos años de competencias oficiales, ahora que la búsqueda de nuevos nombres que puedan "estirar" lo hecho por la "Generación Dorada".