El particular camino de Jorge Sampaoli hacia la selección chilena

El DT tuvo pasos por Perú y Ecuador antes de llegar a Chile.

Con la U tuvo sus mayores logros: Un tricampeonato y la Copa Sudamericana.

Foto: Archivo Photosport El particular camino de Jorge Sampaoli hacia la selección chilena
Llévatelo:

Hace 16 años, en 1996, Jorge Sampaoli ganó su primer título como técnico. Fue con Atlético Belgrano de Arequito, en la modesta Liga Casildense, en Argentina. Así se inició una carrera única, llena de particularidades y que derivó en la concreción de un sueño para el argentino: dirigir a una selección de fútbol.

Al igual que Marcelo Bielsa -sin lugar a dudas su referente absoluto como DT- vio truncada su carrera de futbolista cuando era muy joven.

Cuando tenía 19 años y participaba de las inferiores de Newell's Old Boys, una lesión de tibia y peroné terminó por sellar una determinación que tenía tomada: no ser futbolista profesional.

Pero el amor por el fútbol fue más fuerte y los buenos resultados inmediatos conseguidos en su primera incursión como DT en el fútbol amateur lo llevaron a ser estratega de Argentino, en la Primera B Metropolitana trasandina, donde estuvo hasta 2000.

Sus pasos por Perú y O'Higgins

Viendo que en Argentina no lograba los resultados esperados, en 2002 partió a probar suerte al fútbol peruano, donde estuvo seis años. Tuvo pasos por Sporting Cristal, Coronel Bolognesi, Sport Boys y Juan Aurich.

En Perú no tuvo títulos, pero su forma de ver el fútbol -protagonista, vertiginosa y siempre ofensiva- llamaron la atención de los dirigentes de O'Higgins, que a finales de 2007 decidieron contratarlo en reemplazo de Jorge Garcés.

"La gran razón para venirme a Chile fue porque Bielsa estaba trabajando en el país. Me apenó mucho que se fuera, porque yo había venido acá por él", reconoció Sampaoli en una entrevista a la revista "Sábado" de El Mercurio.

En su primera temporada en Chile alcanzó el tercer lugar de la tabla general del Torneo de Apertura de 2008, siendo eliminado en play-offs por Universidad de Chile, club que marcaría su carrera como DT.

"Yo creo que la única forma de ser exitoso es unificando a los jugadores desde el amateurismo. Hay que tratar de encasillarlos en el amor a la camiseta, desde el goce, no desde la obligación", señala el estratega en el libro "Leones: Las historias de la U más exitosa de todos los tiempos". Una muestra de su filosofía de vida.

La U más exitosa de la historia
Difícilmente los hinchas de Universidad de Chile olviden el nombre de Jorge Sampaoli. El 15 de diciembre de 2010, y después de dirigir un año a Emelec de Ecuador, fue nombrado como técnico de equipo laico, en desmedro del también argentino Diego Simeone, que inicialmente corría con ventaja para llegar a la tienda azul.

En su primer torneo al mando de los laicos, logró el título del Torneo de Apertura, tras una espectacular definición con Universidad Católica, venciendo 4-1 en la segunda final, tras perder 0-2 en la ida.

Ese fue sólo el comienzo del romance del casildense con los hinchas de la U, el que aún estaba lejos de su punto más fuerte y emotivo.

En septiembre de 2011 logró con Universidad de Chile nueve victorias consecutivas en un inicio de torneo, estableciendo un nuevo récord de "mejor arranque de campeonato" de un equipo en el fútbol chileno, rompiendo las marcas de Colo Colo en el Apertura 2007 y Cobreloa en 1978, pues ambos equipos habían logrado ocho victorias.

A fines de 2011, Sampaoli logró el máximo hito en la historia del club laico: el título de la Copa Sudamericana.

Los azules nunca habían conseguido una corona internacional y concretaron su sueño de forma contundente: terminaron invictos, recibieron sólo dos goles en contra, vencieron a equipos de Brasil, Argentina, Uruguay y Ecuador y mostraron un fútbol que maravilló al continente.

Quince días después del histórico logro, el argentino comandó a su equipo al bicampeonato local, con un triunfo sobre Cobreloa en la final del Torneo de Clausura, con lo que coronó una temporada perfecta.

Así fue elegido en 2011 como el segundo mejor entrenador de América, por detrás del DT uruguayo Oscar Washington Tabárez, ganador con Uruguay de la Copa América 2011. Por si fuera poco, también fue distinguido como el séptimo mejor DT del mundo del año, según la IFFHS.

2012, el año del adiós

El año 2012 comenzó con mucho optimismo, pues al frente estaba una de las obsesiones del técnico argentino: la Copa Libertadores. El mismo fútbol que mostró en el semestre anterior volvió a exhibirse en el certamen de clubes más importante del continente.

La U superó a Atlético Nacional, Godoy Cruz y Peñarol, para quedar primero de su grupo. Después eliminó a Deportivo Quito y Libertad de Paraguay, pero no pudo con Boca Juniors, dejando el torneo en semifinales.

Aquello no mermó el hambre de triunfo de los laicos, que terminaron logrando de forma angustiosa el título del Torneo de Apertura, con un triunfo en penales sobre O'Higgins en la final.

Los éxitos del equipo de Sampaoli lo llevaron a la disputa de torneos internacionales: la Suruga Bank, ante Kashima Antlers de Japón y la Recopa Sudamericana, ante Santos de Brasil. En ninguno pudo levantar la corona.

Finalmente, durante el segundo semestre, tanto en el Clausura como en la Copa Sudamericana, los cuartos de final fueron la piedra de tope para el elenco del estratega argentino.

En el torneo continental fueron goleados por Sao Paulo, mientras a nivel local, su verdugo fue Unión Española.

Ante Universidad de Concepción, por la Copa Chile, Sampaoli dirigió por última vez al "romántico viajero", poniendo fin a un romance de dos años, casi sin puntos bajos y quedará en los libros de historia del fútbol chileno.

En diciembre de 2012, Sampaoli terminó un ciclo, pero inició otro, aún más importante que el anterior. La azul pasó a ser Roja, pero las exigencias serán similares. Brasil 2014, aún lejos, sigue siendo un sueño. Una ilusión que todo un país espera que se vuelva realidad.