Víctimas narraron violentos ataques de hinchas de la U: "Estaban enajenados"

Un grupo de fanáticos azules las emprendió contra seguidores de Curicó.

Víctimas narraron violentos ataques de hinchas de la U: "Estaban enajenados"
Llévatelo:

Un grupo de hinchas de Curicó, entre las que se encontraban cinco mujeres, fue atacado por fanáticos de Universidad de Chile en un servicentro de San Francisco de Mostazal, tras la jornada en que se dio por concluido el Campeonato Nacional el pasado domingo.

Según relataron las víctimas, los seguidores de la U "no se conformaron" con que les entregaran sus bienes personales: "Nos pegaron, nos tocaron, creo que todavía siento las manos de un tipo en mi seno. Mis amigas quedaron en sostenes. Estamos shockeadas", dijo Irma, una de las atacadas, a Las Ultimas Noticias.

"Un bus con barristas de la U paró en la berma del frente. De repente sentimos muy cerca los gritos de los tipos, nos paramos y sentimos un piedrazo directo al Pronto de la Copec. Intentamos entrar, pero el personal cerró las puertas y nos quedamos afuera. En total éramos cinco mujeres y dos hombres. Tuvimos que correr hacia atrás del Pronto para escondernos, pero nunca pensamos que ellos iban a llegar ahí. Primero aparecieron tres tipos. Les dijimos que no éramos barristas, pero después llegaron unos 20 tipos con palos y piedras. Nos robaron y tocaron. A mí todavía me duelen los senos", continuó.

"Tres de las chicas quedaron en sostenes y a uno de los dos hombres le llegó un botellazo en la cabeza", prosiguió Irma.

De acuerdo a lo publicado por el medio antes señalado y relatado por una mujer identificada como Andrea, hincha de Curicó Unido de 31 años y de profesión enfermera, los forofos azules "se bajaron y tiraron piedras desde el otro lado -de la carretera-. Un par de hinchas jóvenes de Curicó reaccionó y les gritó cosas, pero nada más. El problema fue que los de la U cruzaron".

"Nosotros atinamos a subirnos al auto y logramos esquivarlos, pero nos llegó un piedrazo en la puerta", agregó.

"A un señor que iba con la camiseta de la Católica le reventaron el vidrio trasero y él iba con un bebé. Estaban enajenados", sentenció.

Otra de las mujeres atacadas, Catalina de 24 años, dijo que "a mi hermana entre varios le quitaron la camiseta, le rompieron el banano. A las chiquillas les robaron el celular y los documentos".

"Los tipos lograron desbloquear uno de los celulares que robaron, pensaban que nosotros éramos de la barra de Curicó", agregó Andrea.

Los barristas enviaron audios insultantes y fotografías por Whatsapp y después de la agresión las mujeres las denunciaron ante Carabineros.