Bárbara Riveros representó a Chile en la ceremonia de clausura en Río 2016

La atleta nacional portó la bandera nacional en el último desfile olímpico.

El pebetero se apagó y las olimpiadas para Japón 2020 comenzaron.

Foto: EFE Bárbara Riveros representó a Chile en la ceremonia de clausura en Río 2016
Llévatelo:

La atleta nacional Bárbara Riveros representó este domingo a Chile en la ceremonia de clasura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La deportista, quien terminó quinta en el triatlón femenino y logró la mejor presentación chilena este sábado, portó la bandera nacional en un colorido desfile en el Estadio Maracaná, donde también participaron centenares de deportistas de más de 207 delegaciones del mundo.

El acto, que comenzó a las 20:00 horas (23:00 GMT) bajo una intensa lluvia, estuvo marcado también por la premiación a los vencedores del maratón masculino.

Fue el propio presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, quien hizo la entrega de las preseas, siendo ovacionados el bronce para Galen Rupp de Estados Unidos; la plata para Feyisa Lilesa de Etiopía, y el oro para Eliud Kipchoge de Kenia.

El cierre también contó con un vistoso show cultural, que presentó lo mejor de la música y cultura brasileña, la cual acogió desde el 5 de agosto hasta esta noche dominical a la elite del deporte mundial.

Terminaron los Juegos y empezó la Olimpiada a Tokio 2020

Una vez terminado el show cultural del país anfitrión, la bandera olímpica dejó de flamear y Thomas Bach se la entregó a Yuriko Koike, gobernadora de Tokio, haciendo oficial el rol de la capital de Japón como próximo organizador de los Juegos Olímpicos.

Además, uno de los puntos relevantes de la noche fue un video que contó con personajes animados reconocidos de la cultura japonesa, como Doraemon, Oliver de los Super Campeones y el famoso Super Mario, quien "ayudó" a Shinzo Abe, primer ministro de Japón, a estar presente en el Maracaná.

Tras la presentación nipona, Carloz Nuzman, presidente del comité organizador de Río 2016, y Thomas Bach, como mandamás del COI, dieron los discursos de agradecimiento a los voluntarios y a los deportistas, principal razon de la existencia de los Juegos Olímpicos.

Finalmente, el pebetero olímpico se apagó a las 22:30 horas (01:30 GMT), terminando definitivamente los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y dando inicio a las Olimpiadas a Tokio 2020.