Argentina doblegó a Escocia y mantuvo su sueño en el Mundial de Rugby

El quince argentino superó al elenco británico por 19-13 y se convirtió en semifinalista de la Copa del Mundo 2007 y buscará su paso a la final el próximo 14 de octubre ante Sudáfrica.

Llévatelo:

El seleccionado argentino de Rugby alcanzó este domingo las semifinales de la Copa Mundial que se disputa en Francia tras superar por un estrecho 19-13 a Escocia en el duelo que se disputó en el Estadio Saint Denis.

 

La dominación territorial y de control del balón de Argentina le permitió al quince de Marcelo Loffreda conseguir un triunfo que les mete de lleno entre los mejores del mundo, una confirmación de lo que vienen apuntando durante todo el Mundial.

 

En la previa Los Pumas enfrentaban a Escocia como favoritos, pero en estos cuartos de final también lo eran Nueva Zelanda y Australia, mencionados por todos como grandes candidatos al título, y perdieron con Francia e Inglaterra, respectivamente.

 

Con ese antecedente salieron a jugar los argentinos y con los nervios normales de estar de cara a un partido histórico.

 

Como se esperaba en los primeros minutos se dio un partido muy táctico, pero Argentina se hizo fuerte, sobre todo en el manejo de la pelota.

 

Pero fueron los escoses quienes pasaron al frente con un penal convertido por Dan Parks. Pero el quince trasandino no se desesperó y rápidamente, con dos penales convertidos por Felipe Contepomi, quien acertó dos de tres intentos en la primera etapa, dieron vuelta la historia.

 

Y cuando el partido era muy parejo, Gonzalo Longo le puso su cuerpo a un intento de despeje de los escoses, a metros del ingoal, tomó el rebote y marcó un try clave para Los Pumas, que consiguieron los dos puntos extras con un nuevo acierto de Felipe.

 

Sobre el final de la primera etapa Chris Paterson, quien en los remates a los palos tiene una eficacia envidiable, convirtió un penal para Escocia para establecer el 13 a 6 con el que se fueron al descanso.

 

En el arranque del segundo tiempo Contepomi volvió a acertar a los palos y amplió la diferencia y el sueño de ser semifinalistas comenzó a ser más real, porque los argentinos parecían tener las acciones del partido totalmente dominadas.

 

Funcionando perfectamente ante la presión sobre el rival, en el equipo argentino falló la precisión, porque perdió muchas pelotas en ataque, cuando la “guinda” siempre salió prolija de las manos tanto de Agustín Pichot como de Juan Martín Hernández, pero sus compañeros no tuvieron la misma sintonía.

 

Y esos errores, sobre todo en ataque, no le permitieron a Argentina liquidar el pleito y por eso llegó el sufrimiento luego del try anotado por Chris Cusiter, convertido por el infalible Paterson.

 

A partir de ese momento todo fue sufrimiento para el seleccionado argentino, porque los últimos minutos se jugaron por momentos a centímetros del ingoal albiceleste, pero la defensa se mantuvo firme y por eso los dirigidos por Marcelo Lofreda pudieron llegar por primera vez a las semifinales de un mundial de rugby. (Agencias)