Este fin de semana se definen los semifinalistas del Mundial de Rugby

En los partidos estelares de cuartos de final, Francia desafiará el sábado a Nueva Zelanda y Argentina buscará ratificar el domingo su buen paso frente a Escocia.

Llévatelo:

Los partidos Australia-Inglaterra, en Marsella, y Nueva Zelanda-Francia, en Cardiff, abrirán este sábado, los cuartos de final de la Copa del Mundo de Rugby de 2007, con los dos equipos oceánicos como claros favoritos.

 

Esta fase finalizará el domingo con los encuentro entre Sudáfrica-Fiyi y Escocia-Argentina, en Marsella y París, respectivamente.

 

En los partidos del domingo, los africanos son, en principio, muy superiores a los polinesios, mientras los americanos están un escalón por encima de los británicos.

 

Argentina se presentará el 7 de octubre por segunda vez en los cuartos de final de una Copa del Mundo sin haber perdido un solo encuentro.

 

Ahora mismo es la cuarta selección en la clasificación de la Federación Internacional (IRB) y su liderato del grupo más difícil, el D, en la primera fase fue extraordinario y le dejó un camino más fácil del previsto.

 

Además, sus jugadores forman un bloque superior a Escocia y cinco de sus titulares, Agustín Pichot, Juan Martín Hernández, Ignacio Corleto, Lucas Borges y Rodrigo Roncero, formarán en el estadio donde lo hacen habitualmente, el del Stade Francais, campeón de Francia.

 

Escocia, por su parte, llega a cuartos tras una triste primera fase que superó con muchos problemas y en la que eliminó a Italia sin haber cruzado la línea de ensayo de sus rivales y gracias a las patadas del zaguero Chris Paterson, autor de todos los puntos ante los transalpinos (18-16).

 

Si gana Argentina será la primera vez que dispute unas semifinales mundiales y se encontrará con Sudáfrica, en París el 14 de octubre, que no debe tener mayores problemas para eliminar a Fiyi, verdugo de Gales y la gran sorpresa de Francia 2007.

 

Australia e Inglaterra disputaron la final de la Copa del Mundo de 2003 en Sidney, en la que se impusieron los británicos en la prórroga y dieron el primer título mundial a una selección del hemisferio norte.

 

Sin embargo, los ingleses no son los de hace cuatro años. Muchos de sus jugadores se retiraron y su estrella y capitán, Jonny Wilkinson, que apenas disputó partidos internacionales desde entonces, es el que mantiene al "XV de la rosa" y fue pieza fundamental a la hora de clasificar a su selección para cuartos.

 

Australia, por su parte, es uno de los mejores equipos del mundo y de los pocos capaces de ganar a los grandes favoritos del torneo, sus eternos rivales, los neozelandeses.

 

Los australianos han batidos a todos sus rivales en Francia 2007 y vencieron a los "All Blacks" en el pasado Tres Naciones (20-15). En teoría son, junto a Sudáfrica, los únicos capaces de hacer sombra a sus vecinos y sólo perdieron que el choque contra los africanos en ese torneo que juegan las tres grandes del hemisferio sur.

 

Australia y Sudáfrica son los únicos equipos que han batido a los "All Blacks" en los dos últimos años.

 

Nueva Zelanda se cruzará en cuartos con Francia en un inesperado partido, pues casi nadie esperaba que Argentina fuera la primera del Grupo D y la selección anfitriona la segunda.

 

Si hubiera sido la primera, el equipo del "gallo" se hubiera disputado una plaza en las semifinales ante Escocia en París, pero su derrota ante los "pumas" los obligó a verse las caras con los oceánicos en un partido a vida o muerte y en el que los franceses se jugarán a un partido "su" Copa del Mundo.

 

Pero todo está a favor de los neozelandeses, o casi todo. Los europeos no ganan a los oceánicos desde 2000 y suman siete derrotas consecutivas. (EFE)