Un implacable Novak Djokovic demolió a Lucas Pouille y jugará la final del Abierto de Australia

El serbio se impuso en tres sets sobre su rival y el domingo se medirá a Rafael Nadal.

La de este 2019 será la séptima final que dispute en Melbourne.

Foto: EFE Un implacable Novak Djokovic demolió a Lucas Pouille y jugará la final del Abierto de Australia
Llévatelo:

Un implacablle Novak Djokovic (1° del ránking ATP) demolió al tenista francés Lucas Pouille (31°) por parciales de 6-0, 6-2 y 6-2 y se instaló en la final del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año, donde se verá las caras con el español Rafael Nadal (2°)

El de Belgrado alcanzó su séptima final en Melbourne Park, lo que le sirvió para igualar al suizo Roger Federer (3°) como jugador con más finales disputadas en la historia del "major" australiano.

Además, el serbio confirmó su condición de bestia negra para los tenistas franceses después de conseguir su vigésimo séptima victoria consecutiva frente a jugadores galos en torneos Grand Slam.

La última vez que el número uno cayó en un "grande" frente a un francés fue en la edición de 2010 del Abierto de Australia tras perder contra Jo-Wilfried Tsonga en cuartos de final.

Djokovic, quien ganó sus seis finales disputadas en Melbourne, llegará a la cita más importante del torneo en plenitud física después de superar los cuartos de final y as semifinales con una facilidad pasmosa.

Quien también asistirá fresco a la cita más importante del torneo será Nadal, después de que cerrara sus seis encuentros previos a la gran final sin ceder ningún sólo set, así como por disponer con un día más de descanso respecto al serbio.

Con todo ello, la final de 2019 supondrá una reedición de la final más larga de la historia del Grand Slam, la cual se disputó en Australia en 2012 y tuvo como ganador al actual número uno, quien venció por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7(5) y 7-5 tras cinco horas y 53 minutos de juego.