Alexander Zverev sacó de Shanghai a un enfadado Roger Federer

El suizo recibió una penalización durante el partido.

Foto: ROLEX SHANGHAI MASTERS MIKE FREY Alexander Zverev sacó de Shanghai a un enfadado Roger Federer
Llévatelo:

El número tres del tenis mundial, Roger Federer, fue eliminado este viernes en los cuartos de final del Masters 1.000 de Shanghai por Alexander Zverev (6°), tras perder por 3-6, 7-6 (7) y 3-6 un tenso partido en el que fue penalizado por el juez de silla.

El tenista suizo, dos veces campeón en Shanghai y uno de los favoritos para llevarse el torneo, no tuvo su mejor día y llegó a recibir una sanción de un punto por lanzar pelotas a las graderías en dos ocasiones, como muestra de su desesperación y su enfado.

El alemán, sexto en el ránking de la ATP, dio muestras de su mejor juego desde el principio, aunque en los puntos clave también le pudieron los nervios y cometió errores que prolongaron el encuentro hasta los tres sets y hasta las dos horas.

Así, aunque se adjudicó sin problemas el primer parcial, en el segundo set desperdició dos puntos de partido que llevaron al desempate, que logró ganar el número tres del mundo.

Federer comenzó desconcertado el último parcial y perdió el servicio. Tras varias discusiones con el juez de silla, el jugador fue penalizado con una pérdida de punto por lanzar pelotas contra la tribuna. Finalmente, Zverev logró ganar el parcial y el partido.

La eliminación de Federer llegó apenas unas horas después de que el otro favorito para levantar el torneo, el serbio Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, perdiera también en cuartos contra el griego Stefanos Tsitsipas (7°).

Zverev enfrentará este sábado en semifinales al ganador del partido entre el italiano Mario Berrettini (13°) y el austríaco Dominic Thiem (5°).

Esta ha sido la séptima vez que ambos tenistas se han enfrentado con cuatro victorias para el alemán y tres para el suizo.

La vez anterior que jugaron fue en semifinales del Masters de Londres y el joven tenista de 22 años logró adjudicarse la victoria y proclamarse luego campeón.