Fiscalía pidió cuatro años de prisión para destacada ex tenista española

Arantxa Sánchez Vicario y su ex marido son acusados de enriquecimiento ilícito.

Fiscalía pidió cuatro años de prisión para destacada ex tenista española
Llévatelo:

La fiscalía española pidió cuatro años de prisión para la ex tenista Arantxa Sánchez Vicario, así como para su ex marido Josep Santacana, por urdir un plan para descapitalizar su patrimonio con el que evitar el pago de una deuda a un banco de Luxemburgo y con el "ánimo de un enriquecimiento ilícito".

En su escrito de acusación, el ministerio público acusa a ambos de un delito de alzamiento de bienes y al pago de una multa 12 euros diarios durante 24 meses, en total, unos 8.300 euros.

El Banco de Luxemburgo pidió en 2018 a la titular del juzgado de instrucción número 4 de Barcelona que ordenara el ingreso en prisión de la tenista Arantxa Sánchez Vicario y de Santacana, en el marco de la querella en que le exige el pago de una deuda de algo más de 6 millones de euros, alegando que disponían de fondos suficientes para saldarla, deuda que la fiscal solicita se abone en concepto de responsabilidad civil en su escrito de acusación.

El Banco de Luxemburgo se querelló contra la pareja después de intentar sin éxito, desde el año 2010, cobrar las cantidades con que avaló a la tenista para pagar una multa de 5,2 millones euros por fraude a Hacienda.

La Agencia Tributaria percibió esa cantidad mediante un aval del Banco de Sabadell, que, a su vez, cobró mediante un contraaval suscrito con el Banco de Luxemburgo.