La columna de José Arnaldo Pérez: "Y la culpa no era mía"

Revisa el acontecer polideportivo en la columna del periodista de Al Aire Libre en Cooperativa.

La columna de José Arnaldo Pérez: "Y la culpa no era mía"

La maravillosa coreografía de Las Tesis, que ha sobrepasado fronteras y se propaga por el mundo haciendo ver la necesidad de tomar consciencia sobre las violaciones y abusos contras las mujeres, se ha hecho contagiosa, y su estribillo dio incluso para que detractores de estas manifestaciones, siempre tan poco creativos, utilizaran el ritmo y la idea para vociferar sus pensamientos, aunque ni de cerca con el mismo éxito. Más bien éxito no han tenido. Pero la tentación de copiar siempre está y caímos de lleno en ella.

"Y la culpa no era mía". Cuántas veces escuchamos eso en deportistas de los nuestros, y del extranjero, frente a un caso de dopaje positivo. Situaciones que duelen porque previo a ello reina la alegría por resultados óptimos, triunfos, medallas, actuaciones históricas y récords superados. Luego viene el mazazo, el desplome y con ello la sempiterna excusa que ellos no tienen responsabilidad, que son limpios y que van a aclarar todo. Pero pasan los días y vienen sus "tesis" que algo les echaron o pusieron en sus alimentos. Finalmente, el silencio, esconderse y no dar la cara. Nadie los quiere despedazar, después de todo quién puede decir que no comete errores, y por eso siempre será mejor dar la cara. Aún esperamos sus aclaraciones. En el último tiempo el caso que más duro golpeó fue lo de Natalia Duco, nuestra gran campeona de la Bala, con una carrera intachable, pero que "piso el palito". Adiós Juegos Olímpicos de Tokio, y una mancha para su carrera.

"Y la culpa no era mía", pueden decir perfectamente quienes trabajan en la Corporación Santiago 2023, ya que según dieron a conocer los colegas de As se consideró por parte de la nueva ministra del Deporte, Cecilia Pérez, que había que ser más austero y reducir en un 20 a 30 por ciento los salarios millonarios que perciben. La "tesis" es clara ¿recién hoy se percataron que esos emolumentos eran altos? ¿No hubo siquiera una doble lectura sobre el particular? Siguiendo con temas masivos de los últimos días, el viral de la película "El Padrecito" es bien claro "... el esfuerzo de su trabajo debe estar en proporción al salario. Que si cobran más de lo que trabajan que cobren menos, pero que si trabajan más de lo que cobran, pues que cobren más...". Eso se llama hacer lo justo. Y si deseamos tener unos Panamericanos ejemplares, también pasa por la probidad, transparencia y no caer en el despilfarro, ni en cuentas extrañas como ya aconteció con los Odesur del 2014. Lo contrario no corresponde tampoco, se imagina que alguien por prestar servicios al Estado cobre UN PESO, eso también ESTÁ MAL. Cierto.

"Y el cupo no era mío". Son varios los deportes donde la clasificación a los Juegos Olímpicos más que ser del deportista que lo obtiene se transfiere a la federación respectiva, la que se presupone debiera ser lo más justa posible en el ámbito deportivo y que lleguen a la máxima cita los mejores. Clemente Seguel en la Vela y Carlos Lobos en la equitación incrementaron el número de chilenos que dirán presente en la capital japonesa, pero se reitera, luego de lograr ese cupo ahora en selectivos internos tendrán que volverlo a conseguir para decir presente en Tokio.

Imagen foto_00000003

El tema ecuestre tiene un hito a considerar por lo alcanzado con Carlos Lobos y su caballo "Ranco", ya que es primera vez que un binomio logra una clasificación a dos citas olímpicas. Este equino nos han contado que ya entra a una etapa de mayoría de edad, pero su desempeño a gran nivel consiguió esta clasificación, que de ratificar sería una gran distinción no sólo para el jinete, también para el corcel.

Imagen foto_00000002

Pero no sólo buenas noticias hemos tenido en las últimas jornadas, el estallido social que apunta a legítimas demandas de la ciudadanía ha tenido un lado negativo con la violencia, la cual terminó por atentar contra la realización de la fecha del Mundial de Rally en la Región del Biobío para el próximo año. La locura que desató durante este año en el público, y que incluso a los pilotos le agradó la geografía de la ruta, tendrá que esperar hasta el 2021. En la organización que ya tiraba líneas para hacer una prueba aún mejor preparada, se encogen de hombros y sólo esperan que de verdad esta competencia regrese a Chile, diciendo que "...la culpa no era mía".