Opinión

La columna de Leonardo Burgueño: Cristiano, Real Madrid lo resiente y Juventus lo disfruta

El comentarista de Al Aire Libre en Cooperativa analiza lo que ha generado el cambio del astro portugués de la "Casa Blanca" a la "Vecchia Signora".

La columna de Leonardo Burgueño: Cristiano, Real Madrid lo resiente y Juventus lo disfruta

Por Leonardo Burgueño, @LeoBurgueno. Fotos: EFE

Cristiano Ronaldo juega en Italia, pero hace noticia en España. El primer número que entrega el Real Madrid en la "era pos CR7" es claro: es la primera vez en nueve años que el "Santiago Bernabéu" no supera las 50 mil personas.

El portugués debutó en la "Casa Blanca" el 29 de agosto de 2009 y las dos últimas veces que los "merengues", jugando de local, no llegaron a los 50 mil tickets vendidos fueron en el partido anterior a su llegada (25 de mayo de 2009, con 44.270 entradas ante Mallorca) y en el juego inmediatamente posterior a su salida (este domingo 19 de agosto, con 48.466 espectadores frente a Getafe).

El efecto de Cristiano se resiente en España y se empieza a disfrutar en Italia.

Sin goles, pero con triunfo

El sábado fue el esperado debut de CR7 con la camiseta de Juventus (en Chile sólo se puede ver por la RAI). El heptacampeón del Calcio visitó a Chievo Verona con sus medallas recientes y a las que le sumaba el ser cinco veces ganador del Balón de Oro.

Encima a los tres minutos ganaba con un gol de Sami Khedira. El entrenador Massimiliano Allegri mantuvo el 4-2-3-1 de la temporada pasada, con estos nombres: Szczęsny; Cancelo, Bonucci, Chielini, Alex Sandro; Khedira (84', Emre Can), Pjanic; Cuadrado (56', Bernardeschi), Dybala, Douglas Costa (64', Mandzukic); Cristiano Ronaldo.

El luso se movió como centro del ataque hasta el ingreso del croata, donde comenzó a compartir la delantera y a tirarse más hacia la izquierda. Fue un debut sin goles, con 30 pases, ocho disparos al arco, cuatro de ellos donde acertó la portería (en uno encontró una gran respuesta del portero Sorrentino). Incluso, a los 90' chocó con el arquero y le provocó una fractura nasal.

Al final, la "Vecchia Signora" logró revertir una situación adversa, ya que pasó a perder 2-1, pero empató a los 75' (autogol de Bani) y festejó a los 93' (Bernadeschi).

Se mostró como un equipo que tiene los movimientos reconocidos que lo llevaron al éxito en Italia y a dos finales perdidas de Champions League, pero que tiene que amoldarse a las caras nuevas, como Cancelo (lo más bajo del debut) y Cristiano (en este acostumbramiento no se toma a cuenta a Bonucci, que vuelve después de un año en el Milan).

"Cristiano hizo una buena presentación, teniendo en cuenta que sólo lleva una semana entrenando con el plantel", explicó Allegri.

Imagen foto_00000015

Y hay varios ejemplos para esa falta de acomodo a la nueva figura: Douglas Costa desbordaba tan rápido que tenía que hacer una segunda jugada para esperar al portugués o Dybala buscaba una triangulación cuando el "7" pedía un pase filtrado.

Detalles que el mismo andar de Juventus irán perfeccionando para el crecimiento del Balón de Oro en ese esquema.

Un debut con triunfo para empezar, donde incluso el técnico dejó sin jugar al francés Matuidi.

La "Juve" tiene banca para refrendar la gloria en Italia y buscar el éxito Europa.

Además, la figura de Cristiano envalentona esa nueva aventura. Su carisma cambia el panorama en dos penínsulas europeas: en la itálica se empieza a disfrutar mientras que en la ibérica ya se comienza a resentir.

-