La columna de Manfred Schwager: Para que todos te recuerden

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa comenta los recientes homenajes en la NBA.

Foto: @spurs La columna de Manfred Schwager: Para que todos te recuerden

Manu Ginóbili fue homenajeado por San Antonio Spurs.

La última semana ha sido pródiga en homenajes en la NBA. Tres jugadores vieron retirada su camiseta, en un ritual arraigado en la liga y que, en estos casos, llegó pronto tras sus respectivos retiros de la actividad.

La más reciente de estas ceremonias es la de Manu Ginóbili y San Antonio Spurs. Los texanos decidieron retirar el número 20 que el trasandino portara por 16 temporadas, en un merecido homenaje para una pieza clave del éxito de la franquicia en este siglo.

Cuatro títulos, dos nominaciones al Juego de las Estrellas y un premio al Sexto Hombre son parte de los logros de Ginóbili en los Spurs, que decidieron rodear al bahiense en esta jornada con algunos de sus compañeros de la Generación Dorada del básquet trasandino.

Porque no se puede entender la influencia de Manu en la NBA sin el contexto de su selección. Los duelos ante Estados Unidos entre 2002 y 2004 y el oro olímpico conseguido en Atenas mostraron una faceta de Ginóbili que ayudó a combatir el prejuicio sobre los jugadores extranjeros, algo que luego amplificó con los anillos de campeón y con el Eurostep, la finta que patentó en la liga.

Chris Bosh también fue homenajeado con el retiro de su camiseta, la 1 de Miami Heat. Pese a que sólo disputó seis temporadas con este equipo, su contribución en los títulos de 2012 y 2013, en los que fue al sacrificio para que brillaran LeBron James y Dwyane Wade, y su compromiso a quedarse en la franquicia ayudaron a elevar su status.

Bosh dejó de jugar hace tres años, cuando se descubrió que tenía coágulos primero en una pierna y luego en sus pulmones. Aunque lo intentó varias veces, nunca logró el alta médica necesaria para volver a la cancha, y oficializó su retiro en febrero pasado.

Aunque sólo tiene esos dos anillos de campeón, Bosh fue un permanente All Star durante su carrera, y se consolidó como un anotador y reboteador de élite en su última etapa en Toronto, donde cumplió la difícil misión de hacer olvidar a Vince Carter.

Nick Collison también protagonizó su propia ceremonia de retiro de camiseta. Estuvo 15 temporadas en la liga, primero en Seattle y luego en Oklahoma cuando los dueños de los Sonics decidieron trasladar la franquicia y rebautizarla como los Thunder.

Aunque Collison no pudo trasladar a la NBA las grandes actuaciones que protagonizó como universitario en Kansas, donde también retiraron su camiseta, la ética de trabajo del pívot y su valía en un camarín lleno de figuras ascendentes marcaron a fuego a sus compañeros. Por ejemplo a Kevin Durant, que cumplió con su palabra y lo acompañó en la ceremonia.

Casi 200 camisetas han sido retiradas por las distintas franquicias de la liga. Un homenaje apropiado para los jugadores que han marcado época, y que ayuda a preservar esos recuerdos al exhibirlos –tal como los títulos– sobre la cancha en cada partido. Para que los jugadores sepan cuál es el legado que deben defender, y para que los hinchas no olviden a quienes los acercaron al equipo de sus amores.