La columna de Pelotazo: El mejor arquero chieno

En el cumpleaños de Claudio Bravo abrimos el debate, una vez más.

La columna de Pelotazo: El mejor arquero chieno
Llévatelo:

El fútbol y cualquier otro deporte generan fanatismo. Eso provoca que nuestras opiniones terminen siendo con el corazón y no con el cerebro. Es una realidad a la hora de debatir.

Hoy está de cumpleaños Claudio Bravo (1983-) y a partir de ello les planteo elegir al mejor arquero en la historia de Chile.

Por logros colectivos no hay mayor debate porque el portero del Manchester City es el jugador nacional con más títulos. Tiene 21 y de aquí a que se retire tendrá más. Eso sí, vale destacar a Misael Escuti, que si bien no fue campeón del mundo, fue tercero, lo que es un mérito.

En logros personales hay pelea.

Sergio Livingstone es el futbolista con más partidos en la historia de la Copa América (34), fue elegido el mejor jugador de la edición 1941, el mejor jugador de Chile en 1941 y 1944, premiado como el segundo mejor portero de Argentina en 1943 y nominado como el noveno mejor arquero sudamericano (mejor chileno) del siglo XX.

A su vez Bravo fue elegido el portero revelación de la Liga Española en 2011, nominado al Once Ideal FIFA en 2014, elegido mejor portero de la Liga Española en 2015, premiado como el mejor arquero de la Copa América 2015 y 2016 y condecorado como el mejor portero de la Copa Confederacionnes 2017.

Y en calidad, entramos al terreno más parejo.

Livingstone por algo llegó a Argentina con 23 años. Su calidad era innegable y medios de la época lo mencionaban como el jugador más importante de nuestra historia. Lo fue sin dudarlo hasta la aparición de los terceros del mundo y de Elías Figueroa. Su apodo era un halago, ser el "Sapo" era llegar a todos los rincones del arco por lo bien que saltaba.

Si hablamos de volar aparece el "Cóndor", aparece Roberto Rojas. Ese Chile 4-0 Brasil (1987) visto sólo como marcador es una paliza, pero el trámite del encuentro no fue así. Si la Roja no recibió goles fue por las manos del entonces portero de Colo Colo. Ese encuentro es uno de tantos donde literalmente "tapó todo" y que le permitieron llegar a Sao Paulo. Vale recordar el 0-0 ante Inglaterra en Wembley (1989), cuando nuestra selección se fue a colgar del arco y él tuvo que trabajar más de la cuenta. Meses después cometió un error terrible, luego mintió, pero eso no cubre su calidad.

Y sin "apodo aéreo" Bravo entra en la lucha. Las tapadas a Sergio Agüero en las finales de América de 2015 y 2016, más los penales contenidos en esos mismos encuentros son pruebas de la calidad de quien fuera capitán de la Roja por 10 años. A eso se suma la semifinal de la Confederaciones 2017 ante Portugal. Tres penales tapados y dejando en cero al rival. Pasajes que permiten valorar la carrera de quien debutara hace 17 años en Colo Colo.

Cada uno tendrá su elegido, pero para mí es claro. En las tres aristas planteadas está Bravo. En títulos colectivos gana tranquilamente, en logros personales gana ajustado y en calidad pelea palmo a palmo.

¿Qué es lo más importante para un arquero? ¿Atajar? Bueno, mientras más y mejor atajes mejores clubes se fijarán en ti y los logros vendrán por añadidura.