La columna de Toño Prieto: Azul Azul desteñido

El comentarista de Al Aire Libre analizó los problemas de la U.

La columna de Toño Prieto: Azul Azul desteñido

El color ha sido casi celeste dentro y fuera de la cancha. Más allá de clases magistrales que ha dado Frank Kudelka tras su renuncia, en su responsabilidad principal, el de armar un equipo competitivo, no lo consiguió.

El ciclo técnico fracasó. Nunca despegó, nunca impuso condiciones con el juego que expresaba verbalmente. Ese de punteros, equipo adelantado, etc.

Hoy Kudelka explica situaciones que debió exponer antes, hoy ya es tarde. El uruguayo Alfredo Arias tendrá esa oportunidad.

Pero no todo es cancha. Un plantel se arma desde una planificación donde deben estar de acuerdo el DT y los dirigentes.

La idea de rejuvenecer un plantel, más la pérdida de Angelo Araos, Yeferson Soteldo, Lorenzo Reyes y Mauricio Pinilla; y la llegada de 10 nuevos integrantes, dejaron los objetivos planteados hacía el mediano plazo. El nivel quedó resentido.

No llegó ningún futbolista de un nivel superior que por ejemplo amortiguara la ausencia de los ataques del venezolano por los costados.

Y otra vez los equipos chilenos se auto engañan, creen que es sumar 1 + 1 y resultado asegurado.

Claramente el ciclo falló porque no existió sintonía entre quien prepara lo que pasará en la cancha, con lo que sucede afuera.

Esta fórmula es fracaso seguro.

Universidad de Chile, a pesar de tener un controlador mayoritario (Carlos Heller), muchos seguidores apasionados, una rica historia deportiva, funcionarios para cada necesidad, no le alcanza para tener estabilidad técnica y con buenos resultados.

¿Estará desgastado Heller? ¿Acertarán con Arias en la banca? ¿Explotarán Guerra, Parra, Martínez y otros?

Interrogantes que apuntan a un momento que merece una atención extrema, porque el color azul no puede seguir destiñéndose.

Si no hay señales que muestren brotes verdes, la crisis puede llegar al corazón de los controladores de la S.A.