Lampe recordó incidentes del River-Boca: Se puso en riesgo la vida de muchas personas

El ex portero "xeneize" iba en el bus que fue apedreado por los hinchas de "banda sangre".

Foto: Archivo Lampe recordó incidentes del River-Boca: Se puso en riesgo la vida de muchas personas
Llévatelo:

El ex portero de Huachipato, el boliviano Carlos Lampe, recordó los incidentes que se vivieron en la final de vuelta de la Copa Libertadores 2018 entre River Plate y Boca Juniors, donde el bus de los "xeneizes" fue apedreado por los hinchas de la "banda sangre" y que obligó a la suspensión del partido.

Lampe, que en aquel entonces militaba en los "xeneizes", dijo a TNT Sports que "se puso en riesgo la vida de muchas personas arriba de ese micro. Si el conductor soltaba el volante estábamos hablando de una tragedia. Tuvimos suerte".

"Me acuerdo de todo, las bengalas y los botellazos quebraron las ventanas de atrás y de adelante, por suerte estábamos en el medio. Después hubo mucho gas y costaba respirar, hasta hubo compañeros sangrando. Se hizo difícil. No hubo exageración, Sebastián Villa y Fernando Gago estaban pálidos, Pablo Perez se había lastimado en la cara y Gonzalo Lamardo sangrando, era muy complicado jugarlo", añadió.

De igual forma, el altiplánico aseveró que "preferíamos jugarlo en su cancha que patearlo para más adelante, pero no había manera de jugarlo, no era un día normal. Estábamos deshidratados, con alergia y hasta a algunos le inyectaron corticoides. Las condiciones de seguridad no estaban dadas para que se juegue en Sudamérica, sobre todo en Argentina".

Finalmente, el seleccionado de su país resumió su experiencia en los "azul y oro", diciendo que "Boca se disfruta mucho, pero a la vez te desgasta, te estresa. Tiene de las dos cosas: se disfruta porque es un mundo aparte, los hinchas te lo hacen vivir así, pero también te desgasta por que estas obligado a conseguir resultados constantemente".

Lampe llegó a Boca a finales de aquel año para reemplazar al lesionado Esteban Andrada en la fase final de la Copa Libertadores, que terminó jugándose el 9 de diciembre en el Estadio "Santiago Bernabéu" de Madrid. El arquero no alcanzó a disputar minutos en el equipo, debido al gran rendimiento del portero suplente Agustín Rossi, y la pronta recuperación de Andrada.