Escándalo por dichos racistas en la NBA

El dueño de L.A. Clippers criticó a su novia por relacionarse con "minorías".

Hasta el presidente Barack Obama se refirió a la denuncia.

Foto: EFE / Archivo Escándalo por dichos racistas en la NBA

El acusado habría solicitado a su novia "no mezclarse con gente de color".

Llévatelo:

Donald Sterling, empresario dueño del equipo de baloncesto L.A. Clippers, desató una tormenta por comentarios racistas a su novia que fueron filtrados por la prensa "rosa" y que ahora son investigados por la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA).

El medio farandulero TMZ reveló que durante unaconversación telefónica con su novia, la modelo V. StivianoSterling la recrimina por tomarse fotos con personas de raza negra y con el ex jugador afroamericano Magic Johnson.

"¿Por qué te haces fotos con minorías?", pregunta Sterling en la conversación, en la que pide a su novia, de ascendencia mexicana y negra, que no lleve a personas de coloro a los partidos de los Clippers.

"Me molesta que airees que te asocias con gente negra", alega Sterling por unas fotos de la modelo en Instagram, a quien pide que cultive "imagen de blanca o latina", pero no de afroamericana.

Firme reacción

El escándalo ha creado un terremoto en Estados Unidos e incluso el presidente Barack Obama, de viaje en Malasia, se ha pronunciado sobre estos "comentarios increíblemente ofensivos".

"Cuando gente ignorante hace gala de su ignorancia no hay que hacer nada más que dejarlos hablar", dijo el presidente.

La NBA ha abierto una investigación para determinar la veracidad de las declaraciones, que en un comunicado tildó de "preocupantes y ofensivas".

"Magic" Johnson dijo, en tanto, que está muy "decepcionado" por las declaraciones del dueño de los Clippers, a quien recomendó que dimita y venda el equipo a otro inversionista.

Por su parte, el presidente de los L.A. Clippers, Andy Roeser, dijo que aún no se sabe "si la grabación es legítima o ha sido alterada".

Más del 70 por ciento de los jugadores de los Clipper son negros y el 45 por ciento de los asistentes de los partidos de la NBA son afroamericanos, algo que podría suponer el fin de los negocios Sterling en el baloncesto.