La columna de José Arnaldo Pérez: Para celebrar y preocuparse

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa y su análisis de los deportes.

La columna de José Arnaldo Pérez: Para celebrar y preocuparse

Mientras Christian Garín caía al suelo para celebrar, por fin, un triunfo por Chile en la Copa Davis que nos dejaba en el Grupo Mundial del tenis, más aún, Las Ánimas de Valdivia rompía una serie de marcas, ya que venció luego de 10 años a un equipo argentino en la Liga de las Américas del básquetbol, se impuso de forma histórica a Mogi Daz Cruces de Brasil y accedió a las semifinales de esta competencia.

Pero una fuerte bofetada del Rugby nos trajo de vuelta a la realidad. En el inicio del campeonato americano Estados Unidos nos dio una paliza, y eso que jugamos de local en Maipú, el categórico 71-8 con que las "Águilas" doblegaron a los "Cóndores" nos mostró una realidad cruda, muy cruda.

Se alertó en más de una ocasión que los triunfos del "seven" no se podían traspasar al "quince" por obvias razones, pero el optimismo que emerge frente a cada nueva competencia hacía esperar algo mejor que los negativos resultados de las anteriores ediciones. Pero los "gringos" try más try demostraron que un conjunto que se apronta para el Mundial de Japón, al cual clasificó como América 1, está lejos de nuestro nivel. Con esfuerzo no siempre alcanza. Por tal motivo el trabajo que debe desarrollar el uruguayo Pablo Lemoine será más que exigente ya que los adversarios se nos alejan, y a los que vencíamos anteriormente nos equiparan.

La próxima estación de los Cóndores es de visita frente a los "Teros" en Montevideo. Y los uruguayos vienen de vencer a Canadá por 20 a 17, dos conjuntos que también estarán presentes en la cita nipona. Sin ser negativo, más bien realista, si los rivales ponen lo mejor en cancha y no dosifican planteles, el partido a superar para no ser colista una vez más será el 2 de marzo como visitantes frente a Brasil, que nos superó (de forma impensada para muchos) en las dos últimas ediciones.

El objetivo de Lemoine apunta a masificar y profesionalizar una actividad que merece crecer, pero que hoy nos preocupa ya que no se avanza tan rápido como se quisiera, o como lo hacen los vecinos de competencia.

La ovalada tuvo fiesta no sólo en nuestro continente, ya que en Europa comenzó el "Seis Naciones". Partidazo fue el de Gales que como forastero revirtió un marcador contundente de 16 a 0 en la primera parte, para quedarse con una victoria de 24 a 19 ante la incredulidad de Francia y sus parciales. También festejaron, y se ponen cartel de candidato al mundial, los ingleses, que fueron a Irlanda y vencieron por 32 a 20 al vigente campeón, que había cerrado la temporada anterior con triunfos cómodos frente a Argentina y Nueva Zelanda. Por tal motivo los de "la Rosa" se ven haciendo un buen cometido en Japón. Aunque el choque en Gales del 23 de febrero en Cardiff será otra prueba exigente.

Y la ovalada también tuvo una fiesta con su sucedáneo. Ya que los "Patriotas" de Nueva Inglaterra se quedaron con una nueva edición del Super Bowl, alcanzando su sexta corona, en una final contra los "Carneros" de Los Ángeles donde se impusieron por 13 a 3. Adjudicándose un récord negativo, ya que fue la definición con menor cantidad de puntos.

Pero para pasar el sabor amargo de este "Gran Tazón", en el voleibol playa los primos Grimalt luego de ocho años alcanzaron como anfitriones la victoria en el Sudamericano de Coquimbo. Segundo triunfo subcontinental en lo que va del año. Y la victoria fue para festejarla aún más ya que el binomio argentino de Julián Azaad y Nicolás Capogrosso se impuso con autoridad en la primera manga 21 a 8. Pero Marco y Esteban se recuperaron y en los set siguientes los dejaron en 18 y 12. Para celebrar... En damas el podio tuvo el un-dos de Brasil, bronce para Argentina y cuarto lugar Colombia, allí es para preocuparse.