Opinión

La columna de José Arnaldo Pérez: Que se acostumbren desde ahora

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa repasó el gran presente de varios de los deportistas chilenos.

Foto: Archivo La columna de José Arnaldo Pérez: Que se acostumbren desde ahora

Por José Arnaldo Pérez, @Chascaperez

Ismenia Pauchard, Caty Meyer, Hilda Ramos y Onésima Reyes son algunas de las leyendas de nuestro baloncesto femenino, de esas que hicieron historia y sus nombres lucen de forma imperecedera. Aquellas que se imponían a nivel continental y que incluso, si se hace una reseña histórica de esta disciplina, llevaron a nuestro país a una final mundialista el año 1953 donde perdieron con Estados Unidos. Algo que hoy resultaría casi imposible de lograr... Pero soñemos.

En Popayán, Colombia, el año 2017 se inició esta ilusión, ya que unas "pequeñas grandes mujeres" con tan solo 14 años se proclamaron campeonas sudamericanas y dándole un paliza a Brasil en la final: 80 a 58.

El técnico costarricense Warren Espinoza ha sido uno de los encargados de llevar a la cima a este equipo, que no se detuvo este fin de semana y un año después ratifican que no tienen competidor que les haga sombra. De locales, en Puerto Aysén, lograron la corona sub 15. Y una vez más dejando en el camino de forma inapelable a sus adversarios. Brasil de nuevo, en semifinales, supo del poderío de "las huasitas", y en la final Ecuador sucumbió ante las nuestras.

Fernanda Ovalle una vez más destacó como la mejor, junto a Catalina Valenzuela, Josefa Orrego, y en resumen todo el equipo que se hizo merecedor de este segundo título, que de paso les da pasajes al premundial sub 17 del 2020. Así debe ser, que de muy temprana edad se acostumbren a la victoria.

Quien también nos está haciendo ir de la mano de la alegría es Joaquín Niemann. La actuación que lo dejó en Las Vegas entre el grupo de los 10 mejores es una de las tantas instancias para celebrar que nos ha brindado y de seguro seguirá haciendo.

Su primer hoyo en uno, el que más "eagles" logró y si se descuenta a los competidores estadounidenses que dominan el circuito del PGA, sólo lo superó el mexicano Abraham Ancer. Ya es una realidad y uno más de la élite.

El Rugby Seven tiene la peculiaridad de estar inserto en el calendario olímpico, por ende son muchos los que apuntan a él. Chile felizmente lo entendió, y en un año con brillante actuación mundialista, oro en los Odesur, se sumaron las categorías menores.

Se organizó por primera vez un Sudamericano para los sub 20 y 18. Argentina, potencia planetaria, les arrebató el primer lugar a estos últimos, pero los de veinte se impusieron con autoridad a Brasil por 41-7.

De allí no deben bajar. Ser permanente animador. Y que llegar a una cita de los "cinco anillos" más que una meta a cumplir, sea la cita permanente para los "cóndores" del "Seven". Y otra cosa, la iniciativa de llevar los partidos de forma permanente al "olímpico" de La Pintana si es bien canalizada hará que este deporte crezca en sectores populares, donde al verlos ganar se estarán acostumbrando a la victoria.

Conciliar el triunfo a corta edad, que los deseos de adolescencia y juventud resulta difícil, pero hay quienes nacen para ser campeones, y este semillero se está familiarizando con la victoria, como es el caso de la gimnasta estadounidense Simone Biles, que debió superar además otras pruebas difíciles en la vida, y que en Qatar volvió a demostrar que su nombre entrará al salón de la fama de este deporte.

Cuatro oros de seis posibles. Nos dijo que lo de los Juegos de Río 2016 no fue casualidad y que con 14 cetros mundiales, 11 de ellos en individuales, es el claro ejemplo que es bueno acostumbrarse desde ya al triunfo.

Como lo están haciendo algunos de los nuestros.

-