Opinión

La columna de José Arnaldo Pérez: Reclamos, trampas peligrosas y alegrías varias

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa repasa historias de trampas, en relación al incidente que protagonizó Serena Williams en el US Open

La columna de José Arnaldo Pérez: Reclamos, trampas peligrosas y alegrías varias

Por José Arnaldo Pérez @Chascaperez

No hay que confundir la lucha por la igualdad de derechos con reclamos insultantes, y más aún si de tu propio lado reconocen que lo que no está permitido lo hiciste. La sobrerreacción de Serena Williams en el Abierto de Tenis de Estados Unidos se da habitualmente cuando te pillan haciendo trampa.  Si el reglamento dice que en este tipo de competencias no te puede aconsejar ni dar instrucciones tu técnico, y te ven haciéndolo es lógico que caiga la sanción que estipula ese código. Mas, si su propio entrenador Patrick Mouratoglu admitió que le había dado una indicación. Desde allí, negarlo y tratar de mentirosos al árbitro –reitero, el propio coach lo reconoció- y llegar al extremo de llamarle ladrón. Eso nada tiene que ver con la igualdad, que vaya que hace falta, pero esa no es la forma. Más aún fue poco solidaria al negarle la oportunidad de llevarse todos los flashes de la noticia a la justa ganadora Naomi Osaka.           

 Imagen foto_00000004

Ocultar la trampa es criticable, pero hacerlo a vista de todos, y si ésta puede llevar aparejada el daño a otro ser humano, sobrepasa todos los límites. Lo que hizo Romano Fenati a Stefano Manzi en plena carrera del Campeonato Mundial de Moto2 en el circuito de Misano, Italia, al presionar el freno pudo generar consecuencias lamentables. Independiente que Fenati dijera que todo fue por una actitud antideportiva de Manzi, no corresponde llegar más que a la justicia por cuenta propia, a la venganza. Es que de hace rato se está viendo en las competencias que hay quienes olvidaron el espíritu deportivo, donde lo relevante es ganar a cualquier costo, sin pensar que tu adversario se esfuerza al igual que tú.  De una vez por toda seamos concretos, el tan aplaudido ingenio criollo por estos lares es la mayoría de las veces trampa. Y hoy con tantas cámaras grabando y mirando cada detalle debieran saber que corren grandes posibilidades que se sepan. Al menos Fenati reconoció su error, ofreció disculpas, aunque su equipo, Marinelli Snipers, rescindió su contrato. 

Imagen foto_00000005

Pero demos un corte a estas situaciones que oscurecieron la actividad deportiva del fin de semana. Y qué corte prefiere, de espada, florete o sable. Para el caso da lo mismo, ya que la selección nacional de esgrima tuvo una actuación magistral en Sao Paulo, Brasil, al conquistar el primer lugar en Pre-cadete, Cadete y Juveniles. Katina Proestakis, Vicente Otayza,  Rosario Díaz del Río, Jorge Valderrama, Roberto Monsalva y Leopoldo Alarcón son sólo algunos de los nombres que debemos anotar y de seguro con el apoyo necesario reeditarán alegrías. La huella que dejaron París Inostroza y Catherine Bravo tiene dignos herederos.

Brasil, en muchas disciplinas es el rival a vencer en Sudamérica, y hay algunas donde derechamente es potencia planetaria. El judo, gracias a su gran colonia japonesa, germinó en campo fértil y tiene una legión enorme de seguidores y cultores. Por tal motivo cada vez que allí se gana una competencia tiene un sabor añadido, porque se derrota a verdaderos pesos pesados. Y aquí cobra un sentido literal porque Francisco Solís en +100 y Bryan Hernández en -100 se adueñaron del tatami en la XIV Copa Río Internacional. Su espíritu de lucha los tiñó de oro.

 Imagen foto_00000003

Y si de lucha hablamos, Yasmani Acosta, le vuelve a tapar la boca de forma potente a los que niegan el deporte a los que por decisión propia quieren abrazar los colores de Chile, independiente que la naturaleza los haya hecho nacer en otro lugar. El segundo lugar que alcanzó en el Grand Prix  Polonia es el mejor antecedente con que llega al Mundial que el próximo mes se desarrollará en Hungría.

 Imagen foto_00000002

Simplemente hay temas que nos llaman a una profunda reflexión, pero que felizmente no empañan a los que con justas armas y lejos de la trampa  logran el éxito. Enhorabuena por Naomi Osaka, y también por los nuestros que siguen dando alegrías.

-