Antonio Conte fue destituido de Chelsea y su lugar lo ocupará Maurizio Sarri

El estratega italiano estuvo dos años al mando del cuadro londinense.

Logró un título de la Premier League y de la FA Cup con los "blues".

Foto: Archivo Antonio Conte fue destituido de Chelsea y su lugar lo ocupará Maurizio Sarri

Chelsea hizo oficial este viernes la destitución del entrenador italiano Antonio Conte después de dos años en el club y ya espera la llegada de su nuevo técnico, el también italiano Maurizio Sarri, procedente de Napoli.

En un escueto comunicado emitido en su página web, Chelsea le desea "muchos éxitos" en el futuro al estratega.

Después de varias semanas de rumores y especulaciones, el conjunto del suroeste de Londres anunció la marcha de Conte, el técnico de 48 años que conquistó la Premier League en su primera temporada y la FA Cup en la segunda.

El otrora entrenador de Juventus y de la selección italiana inició la pasada semana la pretemporada con Chelsea aún sabiendo que el club estaba negociando con Napoli una compensación para hacerse con los servicios de Sarri.

La marcha de Conte de Stamford Bridge era un secreto a voces desde el pasado mes de mayo, cuando el triunfo en la final de Copa marcó el final de la temporada en Inglaterra. Los constantes problemas extradeportivos, los encontronazos con la junta directiva y el pobre rendimiento sobre el verde marcaron un año más que convulso.

El club conquistó la FA Cup pero acabó en quinta posición en la Premier League, fuera de los puestos de la Liga de Campeones y a 30 puntos del campeón, Manchester City.

Ahora, el nuevo inquilino a cargo del banco de The Bridge será otro transalpino: Maurizio Sarri, de 59 años y entrenador de Napoli durante las últimas tres temporadas.

Sarri se convierte así en el noveno técnico "blue" desde que el magnate ruso Roman Abramovich adquirió el club en 2003, tras José Mourinho, Avram Grant, Luiz Felipe Scolari, Guus Hiddink -fue dos veces interino-, Carlo Ancelotti, André Villas-Boas, Roberto Di Matteo y Rafael Benítez.

Chelsea todavía no ha hecho oficial la incorporación de ningún refuerzo veraniego, aunque negocia con Napoli el fichaje de Jorginho y con el CSKA Moscú el traspaso del ruso Aleksandr Golovin.