Empresa que organizará polémica fiesta de Neymar aseguró que cumplirán normas sanitarias

La compañía de eventos Fábrica organizará la celebración del brasileño para despedir el 2020.

Empresa que organizará polémica fiesta de Neymar aseguró que cumplirán normas sanitarias
Llévatelo:

La polémica fiesta que el futbolista brasileño Neymar organizará para despedir el 2020 reunirá a 150 personas, cuenta con los permisos necesarios y cumplirá todas las normas sanitarias necesarias para prevenir el contagio de Covid-19, aseguró este lunes la empresa responsable por su organización.

La agencia de promoción de eventos Fábrica, señalada como organizadora de la fiesta, divulgó un comunicado para dar algunos detalles del evento que está organizando en Mangaratiba, un balneario en el litoral sur de Río de Janeiro en el que el jugador de PSG tiene una mansión, pero sin citar al futbolista.

La nota es considerada como una respuesta a las críticas que el atacante de la selección brasileña recibió por organizar una apoteósica y multitudinaria fiesta en momentos en que Brasil roza los 200.000 muertos por Covid.

La agencia agrega que "se trata de un evento privado, con acceso exclusivo para invitados y para el que no se vendieron entradas", y que obtuvo "todas las licencias de los órganos competentes necesarias para su realización, así como lo ha hecho en otros eventos privados que ha organizado en Río de Janeiro y Ceará".

Pese a que la nota no aclara el lugar de la fiesta, algunas versiones indican que será en una discoteca subterránea construida por Neymar en su mansión y otras que tendrá como local un hangar abandonado que el futbolista adquirió próxima a su residencia.

Las aclaraciones que reducen la dimensión de la fiesta y el número de convidados no han detenido las críticas a Neymar y las advertencias de que su nueva polémica provocará nuevos daños a su imagen y a su reputación.

Brasil es uno de los países más castigados por la emergencia sanitaria y, según los datos más recientes del Ministerio de Salud, acumula ya cerca de 192.000 muertos y unos 7,5 millones de infectados por el coronavirus.