Selección chilena

Olmos en la selección: una historia plena de polémicas y desencuentros

Agrias pugnas con la directiva, fuertes desencuentros con jugadores y la constante crítica de los medios caracterizaron su controvertido paso por la banca del combinado nacional.

De carácter hermético y personalidad enigmática y a la vez soberbia, Juvenal Olmos Rojas será recordado como uno de los seleccionadores nacionales más controvertidos del último tiempo, en virtud de todas las pugnas, polémicas y críticas que caracterizaron su paso por la banca del representativo chileno.

 

Sus méritos como estratega, avalados por su éxito en Universidad Católica (campeón del Apertura 2002), pronto se fueron desvirtuando y terminó, como casi todos los estrategas que llegan al combinado adulto, desgastado por las controversias, los cuestionamientos de la prensa, y por sus a veces incomprensibles explicaciones sobre resultados, tan ininteligibles como algunas de sus determinaciones.

 

Llegada a la selección y primera polémica

 

Nacido el 4 de octubre de 1962, Olmos surgió como uno de los estrategas más promisorios de la nueva generación de técnicos surgida después de 2000.

 

Su éxito en Universidad Católica, club al que llevó a coronarse campeón en el Torneo de Apertura del año 2002, elevaron sus bonos al punto de catapultarlo a la selección nacional, cargo que comenzó a ejercer desde enero de 2003, y que ganó a rivales tan linajudos como el ex técnico de Boca Juniors Carlos Bianchi, y al "candidato del pueblo", el comentarista Eduardo Bonvallet, quien se transformó en su más acérrimo detractor al no considerarlo en su staff.

 

La misión del estratega era clara: clasificar a Chile al Mundial de Alemania 2006, tarea que luego de irregulares presentaciones sufrió otros dos duros reveses tras el empate 1-1 ante Uruguay en el Estadio Nacional el pasado 26 de marzo, y la derrota por 2-1 ante Paraguay en Asunción cuatro días después.

 

Bajo la consigna de "reencantar a la gente con su selección", el entrenador asumió las riendas en medio de gran expectación, pero a poco andar surgieron las primeras complicaciones.

 

El estratega postergó la firma de su contrato, pues el vínculo establecía una remuneración específica para la totalidad del cuerpo técnico, mientras Olmos solicitaba percibir el sueldo pactado en forma íntegra, y establecer uno complementario para sus colaboradores (el preparador físico Marcelo Oyarzún, su ayudante de campo Oscar Wirth, y el cooordinador Vladen Canales).

 

Los problemas se diluyeron pronto, por gestión propia del presidente del fútbol chileno, Reinaldo Sánchez Olivares, quien desde un principio mostró un irrestricto respaldo por el trabajo del seleccionador, surgiendo muchas veces como el único defensor del DT a medida que las piedras seguían surgiendo en el camino.

 

En febrero de 2003, y mientras Olmos comenzaba a elaborar la agenda del combinado nacional y pensaba en su estreno al mando de Chile, el gerente técnico de la selección, que por entonces era Elías Figueroa, gestionó un amistoso con Portugal en Lisboa.

 

El partido serviría para el debut oficial del estratega, sin embargo, Olmos descartó de plano aquella idea y exigió que su primer partido en la banca nacional se efectuara en Chile.

 

El impasse generó una gran controversia en el medio, la que se resolvió con la salida del histórico zaguero de su cargo en la Unidad Técnica Nacional, y con la materialización de dos cotejos amistosos, de ida y vuelta, con Perú.

 

Muchos especularon con que el estratega generó el conflicto de manera artificial para apartar a Figueroa de las decisiones en torno a la selección nacional.

 

En un "zapato chino"

 

El segundo gran "terremoto" que vivió Juvenal Olmos durante su gestión acaeció en agosto de 2003, previo al inicio de las clasificatorias sudamericanas.

 

Un amistoso pactado en China ante la selección local, acabó con el estratega casi renunciado y enfrentado con la directiva de la ANFP.

 

Numerosas bajas en el equipo, trabas en el préstamo de los jugadores por parte de los clubes locales, el largo y desgastador viaje hacia el continente asiático, y la proximidad del partido ante Argentina, que inauguraba la ruta hacia Alemania, llevaron a Olmos a declarar "inviable" el pleito.

 

Reinaldo Sánchez no toleró la actitud del técnico, y ante la posibilidad de perder los 150 mil dólares que Chile recibió en pago por disputar aquel cotejo, amenazó con viajar a China "con o sin Olmos".

 

Al final, la sangre no llegó al río. El entrenador viajó con un equipo alternativo al gigante asiático y se disputó el pleito que acabó en un deslucido empate 0-0.

 

Luego vino el debut por las clasificatorias, que también se vio remecido en la previa por un desencuentro que desestabilizaría uno de los pilares de apoyo del ex seleccionador: no citó a David Pizarro, alegando que nunca pudo comunicarse con el jugador de Udinese.

 

Pero el espectacular empate 2-2 conseguido en Buenos Aires, disimuló toda la fricción.

 

Fracaso preolímpico

 

Las lacerantes derrotas ante Uruguay y Paraguay, la segunda en casa, nuevamente pusieron en entredicho la continuidad del estratega. Y es que Chile dejó escapar una oportunidad precisa para encumbrarse hasta alturas insospechadas en la tabla de la clasificatoria.

 

Olmos sobrevivió a los cuestionamientos, pero en diciembre de 2003, previo al torneo sub 23 clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Atenas, volvió a zozobrar en el cargo, debido a que Reinaldo Sánchez intentó apartarlo de la dirección de este equipo para que "concentrara" sus fuerzas "exclusivamente" en la adulta.

 

Olmos también sorteó con éxito aquel amago de incendio, aunque después con su fracaso en el certamen, donde no consiguió la clasificación, reavivó la incertidumbre.

 

Luego de una nueva reunión con Sánchez, y tras presentar un exhaustivo informe con lo acontecido en el torneo Preolímpico, el estratega salió ileso del encontrón, bajo el argumento de que su responsabilidad eran las clasificatorias, aunque sus bases de apoyo cada vez se deterioraban más.

 

Incluso se atrevió a reclamarle a los dirigente la falta de diligenicas con clubes europeos para obtener a jugadores como Luis Jiménez, Waldo Ponce y Jaime Valdés.

 

El vía crucis

 

El triunfo en Bolivia a fines de marzo de 2004, el éxito en Venezuela en los últimos días de junio y el espectacular empate ante Brasil a principios de julio, incrementaron el crédito del medio hacia el ex seleccionador nacional.

 

No obstante, después del partido con Colombia, que se saldó con un magro empate sin goles en casa, vino la letal estocada que lo dejó moribundo en el cargo.

 

Agobiado por el adverso resultado, Olmos determinó cambiar en aquel partido a David Pizarro, variante que no dio éxito, pero que provocó el estallido de la molestia del jugador de Udinese.

 

Las confianzas entre ambos, ya trizadas desde aquel episodio de principios del proceso, terminaron por romperse. Pizarro cuestionó duramente a Olmos, alegó que nunca le gustó su forma de jugar, y que si era convocado nuevamente, lo pensaría "dos veces antes de venir".

 

La queja del mediocampista encontró eco en jugadores como Reinaldo Navia y Jorge Vargas, dejando al estratega en un precario equilibrio, apaciguado en parte por una nueva "conversación de camarín" sostenida antes del pleito con Ecuador en Quito.

 

No obstante, Olmos tomó represalias. Marginó a Pizarro de su última convocatoria y Reinaldo Sánchez, encariñado con el volante de sus tiempos en Santiago Wanderers, prometió pasarle la cuenta al estratega, según los resultados que obtuviera ante los ecuatorianos y Argentina.

 

El primero acabó en un sonado revés, mientras que el segundo fue un empate sin goles que le permitió seguir en el cargo, incluso luego de jugar a nada ante Perú en Lima y caer por 2-1, para hipotecar aún más las opciones de Chile de clasificar a Alemania 2006.

 

Los últimos reveses

 

El discreto empate 1-1 frente a Uruguay en el Estadio Nacional, y la derrota por 2-1 ante Paraguay en Asunción dejaron a la selección en el penúltimo puesto de la clasificación sudamericana -según el cálculo de la FIFA-, peri aún así Olmos mantuvo un discurso optimista y dio nula opción a la posibilidad de abandonar su cuestionado cargo.

 

Todo apuntaba a que el ex estratega de Universidad Católica tendría dos nuevas posibilidades de lograr los tan anhelados triunfos cuando Chile recibiera a Bolivia y Venezuela en el Estadio Nacional, pero esta vez los acontecimientos decantaron en su contra.

 

Primero vino su supuesto vínculo con la empresa Full Sport, firma que fue cuestionada por gestionar proyectos con recursos de Chiledeportes que no siempre fueron dirigidos al fomento de la actividad física.

 

La relación de Olmos con Full Sport se dio mediante la empresa Nuevo Horizonte, de propiedad de su esposa Verónica Fajardo, la señora del defensa Rafael Olarra (Carolina Zaio), y Vladen Canales, coordinador de la selección nacional.

 

Esto puso en duda la presencia de Vladen Canales en el cuerpo técnico de Olmos, y su cuestionamiento fue uno de los puntos que terminó con la paciencia de Reinaldo Sánchez.

 

El timonel de la ANFP le quitó definitivamente el apoyo este jueves 21 de abril luego que el estratega se negara a asistir a una reunión con la directiva en Viña del Mar, en donde se analizaría la realización de una serie de amistosos con clubes locales para preparar los duelos clasificatorios con Bolivia y Venezuela.

 

Y todo estalló este viernes cuando Reinaldo Sánchez señaló que fue el propio DT quien amenazó con renunciar, lo que fue aceptado por el presidente de la ANFP, y finalmente ratificado en la reunión en el Hotel O'Higgins de Viña del Mar, donde finalizó el polémico y cuestionado trabajo de Juvenal Olmos al mando de la selección.

 

Números de Olmos en la selección

 

Chile 2 - 0 Perú. 30/03/2003, Amistoso

Perú 3 - 0 Chile. 02/04/2003, Amistoso

Costa Rica 1 - 0 Chile. 30/04/2003, Amistoso

Costa Rica 0 – 1 Chile. 08/06/2003, Amistoso

Honduras 1 – 2 Chile. 11/06/2003, Amistoso

China 0 – 0 Chile. 20/06/2003, Amistoso

Argentina 2 – 2 Chile. 06/09/2003, Clasificatorias

Chile 2 – 1 Perú. 09/09/2003, Clasificatorias

Uruguay 2 – 1 Chile. 15/11/2003, Clasificatorias

Chile 0 – 1 Paraguay. 18/11/2003, Clasificatorias

México 1 – 1 Chile. 18/02/2004, Amistoso

Bolivia 0 – 2 Chile. 30/06/2004, Clasificatorias

Venezuela 0 – 1 Chile. 01/06/2004, Clasificatorias

Chile 1 – 1 Brasil. 06/06/2004, Clasificatorias

Chile 0 - 1 Brasil. 08/07/2004, Copa América

Chile 1 - 1 Paraguay. 11/07/2004, Copa América

Chile 1 - 2 Costa Rica. 14/07/2004, Copa América

Chile 0 – 0 Colombia. 05/09/2004, Clasificatorias

Ecuador 2 – 0 Chile. 10/10/2004, Clasificatorias

Chile 0 – 0 Argentina. 13/20/2004, Clasificatorias

Perú 2 - 1 Chile. 17/11/2004, Clasificatorias

Chile 3 - 0 Ecuador. 10/02/2005, Amistoso

Chile 1 - 1 Uruguay. 26/03/2005, Clasificatorias

Paraguay 2 - 1 Chile. 30/03/2005, Clasificatorias. (Cooperativa.cl)

-