Simone Biles retornó a la competencia olímpica en Tokio con un bronce en la barra de equilibrios

La gimnasta estadounidense repitió el tercer lugar que tuvo en Río.

Las ganadoras fueron las chinas Chenchen Guan y Xijing Tang.

Simone Biles retornó a la competencia olímpica en Tokio con un bronce en la barra de equilibrios
Llévatelo:

La estadounidense Simone Biles, luego de una difícil semana en donde generó preocupación mundial por su salud,  regresó a la competición en los Juegos Olímpicos y lo hizo ganando una medalla de bronce en la final de barra de equilibrios, la única definición que disputó íntegramente en Tokio 2020.

Exactamente una semana después de retirarse de la final por equipos alegando problemas de salud mental, Biles volvió a la sala del gimnasio Ariake para pelear por las medallas de barra, aparato en el que hace cinco años, en los Juegos de Río 2016, también logró el tercer lugar.

Fue la tercera en salir en escena y su rutina fue impecable y se mostró confiada. En el pasado quedaron las miradas y expresiones de malestar, ya que este martes, su sonrisa y expresión de felicidad invitaron a sentir alivio por su situación.

Biles fue recibida con mucho cariño por sus rivales y por una grada muy animada por la presencia de varios centenares de deportistas y dirigentes. La estadounidense ejecutó con seguridad y sin desequlibrios un ejercicio de alta dificultad, que la dejó provisoriamente en segundo lugar con un puntaje de 14.000.

En primer lugar estaba Xijing Tang de China, con 14.233, pero se esperaba que la posición variara al final, ya que la gran favorita para el oro recién actuó al final.

Con un puntaje de 14,633, la joven Chenchen Guan, de solo 16 años, se impuso ante las demás y se quedó con la medalla de oro. La plata fue para Xijing Tang y aunque Biles sólo tuvo bronce, puede irse con la tranquilidad de que en Tokio, al priorizar su salud, se convirtió en campeona de la vida.