Colegio de Arqueólogos denunció "impunidad" por destrucciones del Rally Dakar

El gremio criticó al Gobierno por la inactividad ante el daño patrimonial ocasionado por la prueba.

Colegio de Arqueólogos denunció "impunidad" por destrucciones del Rally Dakar
Llévatelo:

El Colegio de Arqueólogos de Chile denunció este miércoles "impunidad" en la destrucción de sitios arqueológicos en el país, cometido por el Rally Dakar entre 2009 y 2012.

En un comunicado, los arqueólogos señalan que la compañía organizadora Amaury Sport Organisation (ASO) ha sido eximida de sus actos "ilícitos" por parte de las autoridades y critican que en las ediciones de 2011 y 2012 se eliminaran las medidas de compensación.

Este gremio indica que la falta de castigo por parte del Gobierno de Chile se debe a que el Rally es "una actividad auspiciada por un organismo del Estado, el Instituto Nacional del Deporte (IND)".

"El Rally Dakar está destruyendo algo más que patrimonio ambiental o arqueológico, está poniendo en jaque a todo un sistema de protección político-jurídico", aseguró Paola González, vicepresidenta del Colegio de Arqueólogos.

Añadió González que les parece "incomprensible" que el Gobierno chileno "permanezca inactivo" frente a la destrucción de su patrimonio.

"¿Por qué se permite que una empresa extranjera vulnere nuestra institucionalidad penal y ambiental?", se preguntó.

Los arqueólogos chilenos apuntan que también acudieron al Poder Judicial y que, a pesar de la existencia de documentos oficiales que "acreditan la destrucción y daños graves a sitios arqueológicos", las acciones legales contra la carrera fueron desestimadas "sistemáticamente".

Según el comunicado, en 2009 se produjeron daños graves en seis sitios, emplazados en las regiones de Atacama y Coquimbo, en el desierto chileno, mientras que en la edición 2010 se dañaron 52 ubicaciones arqueológicas.

Los arqueólogos aseguran también la presencia de daños en 126 sitios patrimoniales el año pasado y que, tras varias evaluaciones, consideran que el Rally Dakar es "una actividad altamente dañina para el patrimonio arqueológico e histórico del país".