Los inéditos detalles del doping positivo de Nicolás Jarry y los difíciles días que ha vivido

El chileno se encuentra actualmente tratando de comprobar su inocencia.

Foto: Archivo Los inéditos detalles del doping positivo de Nicolás Jarry y los difíciles días que ha vivido
Llévatelo:

Días oscuros ha pasado el tenista número dos de Chile (78° en el ránking ATP) en el último tiempo. Es que el doping positivo que arrojó en la pasada Copa Davis por la sustancia SARM LGD-4033 (Ligandrol), un metabolito, y por el metabolito Stanozolol, y que se conoció durante los últimos días, tiene al chileno en una pesadilla y buscando comprobar su inocencia lo más rápido possible, tal como lo ha señalado su entorno ante la ITF.

Es en base a este hecho, que tiene al jugador nacional suspendido provisionalmente de participar de cualquier competencia tenística profesional, es que La Tercera realizó un reportaje contando detalles inéditos sobre el antes, durante y después de la noticia para el "Príncipe".

Corría la tercera semana de noviembre, cuando el chileno se encontraba en Madrid entrenando para la Copa Davis con nuestro país. A Jarry, quien se había sometido a una prueba que había salido negativa, se la habían acabado sus multivitamínicos elaborados en Brasil y que hace largo tiempo consume.

Fue así como al terminar la semana previa de competencias en la Caja Mágica, arribó su madre, Cecilia Fillol, para acompañarlo, con la particularidad de que ella le llevó el frasco de multivitamínicos que este necesitaba, el cual terminó siendo fatídico para el ganador de un título ATP.

Días más tarde, con el torneo en marcha, Jarry fue obligado por miembros del control de dopaje a realizarse el examen tras su derrota con el argentino Guido Pella en singles y antes del dobles. El nieto de Jaime Fillol no accedió según comentó el presidente de la Federación de Tenis de Chile, Sergio Elías, ya que "esto no podía hacerse entre partidos. Hablamos con el doctor y se lo tomaron después del dobles", cuenta el dirigente al matutino sobre el fatídico examen.

Es conocido que Jarry no conoció la noticia al momento, sino que poco más de un mes después, el 4 de enero, cuando en la previa de la ATP Cup fue invitado a revisar su cuenta del circuito en plataformas digitales. En un comienzo el nacido en Santiago olvidó el trámite, pero cuando ingresó recibió uno de los golpes más duros en su carrera: doping positivo.

Elías también se enteró después, el 14 de enero a las 2:00 de la mañana (producto de la diferencia horaria de Montreal, Canadá, donde se ubica la Agencia Mundial Antidopaje [WADA]), momento en el que le dijeron que esto sería informado a las 11:00 de la mañana de Chile.

Lo primero que atinó a hacer el personero fue esperar unas horas para comentarle al capitán del equipo chileno de Copa Davis, Nicolás Massú, quien al contestar le dijo "sé por qué me llamas", agregándole que no había nada intencional detrás y que jamás había notado algo extraño, explicándole lo que pensaba.

Lo que más sorprende de Jarry es que aún conociendo la noticia y su inminente suspensión, decidió jugar la ATP Cup y la qualy del torneo de Adelaida, en el cual clasificó al cuadro principal como "lucky loser", pero que no pudo disputar por el castigo.

Ese profesionalismo es el que debe mantener junto a su equipo de abogados, con quienes lucha para demostrar que jamás intentó hacer trampa y volver lo más pronto posible a un circuito que deslumbró en 2018 y 2019.