Jo-Wilfried Tsonga se despidió entre lágrimas del tenis al caer ante Ruud en Roland Garros

El experimentado jugador francés fue ovacionado en su último partido en el circuito.

Jo-Wilfried Tsonga se despidió entre lágrimas del tenis al caer ante Ruud en Roland Garros
Llévatelo:

Entre lágrimas y mermado por problemas físicos, el francés Jo-Wilfried Tsonga, de 37 años, cerró casi dos décadas de carrera en la elite con una derrota en primera ronda de Roland Garros ante el noruego Casper Ruud (8°), quien lo venció por 6-7 (6), 7-6 (4), 6-2 y 7-6 (0) en tres horas y 49 minutos de partido.

Tsonga, que fue número 5 del mundo en su mejor ranking, finalista del Abierto de Australia de 2008, vencedor de la Copa Davis en 2017 y ganador de 18 títulos ATP, entre ellos dos Masters 1.000, se despidió con una derrota que vendió cara presenciada por los miles de espectadores reunidos en la principal cancha del Grand Slam francés, la "Philippe Chatrier".

A la ceremonia de despedida, celebrada en plena cancha, estuvieron, entre otras autoridades, la nueva ministra de Deportes de Francia, Amélie Oudéa-Castéra, el presidente de la Federación Francesa de Tenis, Gilles Moretton, así como sus padres, mujer y dos hijas.

También acudieron al homenaje tenistas franceses de su generación como Richard Gasquet, Gael Monfils y Gilles Simon. Y otros más jóvenes, como Benjamin Bonzi o Benoit Paire.

Profesional desde hace 18 años, el tenista de Le Mans era actualmente el 220 del mundo y no ganaba un título ATP desde 2019.

"En mi vida tuve que lidiar con los que me decían que nunca llegaría a nada. Demostré lo contrario", dijo mientras leía un discurso preparado, con el que intentó contener su emoción.

Tsonga habló de su compleja relación con los medios, a los que agradeció por haberle ayudado a madurar. "Un día era un héroe, otro un villano, otro día era un blanco, otro un negro hijo de un congoleño", evocó el tenista, quien aseguró que lo que más le cambió la vida fue ser padre.