Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

Un aficionado protagonizó el punto más bizarro de Wimbledon 2017

Este viernes, en el torneo invitacional de dobles femeninos de Wimbledon, se vivió el punto más bizarro de la edición 2017. En el choque entre Andrea Jaeger y Conchita Martínez ante Kim Clijsters y Rennae Stubbs, un aficionado entró a la cancha, usó una falda y le devolvió un servicio a la belga Clijsters.

Publicidad

Comentarios

Wimbledon

Ver Más de Wimbledon
Publicidad

Tenis

Ver Más de Tenis
Publicidad

Deportes

Ver Más de Deportes
Publicidad

Publicar en su sitio