Coquimbo Unido debutó en el Apertura con triunfo ante Cobresal

El cuadro de peor rendimiento en el pasado Torneo de Clausura arrancó con el pie derecho en el presente certamen al imponerse por 2-1 en el Estadio "Francisco Sánchez Rumoroso".

Con una estrecha victoria por 2-1 sobre Cobresal, Coquimbo Unido arrancó su campaña en el Torneo de Apertura 2004, certamen en el que tratará de mejorar la triste impresión que dejó en la campaña anterior, bajo la batuta técnica de José Sulantay Silva.

 

Ahora con Raúl Toro en la banca, y con incrustaciones suficientes como para superar la vara del año pasado, donde los coquimbanos no lograron meterse en los play-offs de ninguno de los dos torneos, el equipo del puerto de la Cuarta Región arrancó con el pie derecho ante un cuadro que en último campeonato de Clausura dio el gran golpe al eliminar en los cuartos de final a uno de los favoritos: Universidad de Concepción.

 

El arranque no era fácil entonces para Coquimbo. Más todavía si se considera que el único pleito que ganó en el pasado certamen fue el 14 de septiembre de 2003, por 2-0 ante Unión Española, precisamente en su reducto.

 

Pasaron cuatro meses desde aquella ocasión para que los aurinegros volvieran a festejar un triunfo. Y lo hicieron con algo de sufrimiento, porque tuvieron que pasar 45 minutos de sombras y dudas para que se les aclarara el camino.

 

El encargado de despejarlo fue el eterno goleador Marcelo Corrales, quien apenas se reanudó la brega (46') batió al arquero cobresalino Javier Miglaccio.

 

Las dudas volvieron a aparecer en el reducto coquimbano a los 57', cuando Axel Ahumada, delantero identificado con los colores aurinegros, estableció la paridad parcial desde los doce pasos.

 

Pero la incertidumbre se disipó tan solo un minuto después, cuando Hugo Bravo acertó un lanzamiento libre para decretar el definitivo 2-1 a favor de Coquimbo.

 

Al Estadio "Francisco Sánchez Rumoroso" asistió un público de tres mil 672 espectadores. Dirigió el juez Manuel Acosta.