La guerra echó de casa al niño afgano que se hizo conocido por su camiseta de Messi

El pequeño recreó una elástica de FC Barcelona con una bolsa plástica.

Foto: Archivo La guerra echó de casa al niño afgano que se hizo conocido por su camiseta de Messi

El niño afgano Murtaza, que se hizo famoso por su camiseta improvisada de Lionel Messi y que llegó a conocer a su ídolo en persona, se vio obligado a huir de su hogar en el sur de Afganistán por una ofensiva de los talibanes.

El pequeño de siete años alcanzó la fama mundial en 2016 cuando una fotografía en la que se le veía enfundado con una bolsa de plástico, de franjas azules y blancas y con un "Messi 10" pintado en la espalda, se hizo viral.

Murtaza residía junto a su familia en el distrito de Jaghori de la provincia sureña de Ghazni, considerada el área más segura y pacífica en los últimos 17 años de conflicto, pero la relativa calma acabó a principios de noviembre cuando los talibanes irrumpieron en la región, forzando a más dos tercios de la población a huir en busca de refugio.

"Echo de menos nuestra casa en Jaghori, aquí no tengo un balón y no puedo jugar al fútbol o salir", lamentó el joven en Kabul, donde él y su familia se refugia desde hace más de dos semanas.

Al pequeño se le llenan los ojos de lágrimas cuando recuerda que las dos camisetas firmadas y el balón que le regaló Messi, al que llegó a conocer en 2016 en Qatar, se quedaron abandonadas en su hogar.

"No pudimos traerlas porque dejamos la casa durante la noche, y mamá me pidió que dejase la pelota y las camisetas".

Dos años después de encontrarse cara a cara con Messi, Murtaza no ha olvidado una promesa que le hizo el argentino en su viaje a Qatar.

"Messi me dijo 'cuando seas un poco mayor, arreglaré las cosas para ti'", dijo el niño, antes de lamentar que no ha tenido contacto con el futbolista desde entonces.