Casa de Bello a Universidad de Chile: Exigimos a la administración enmendar el rumbo

Los directores Carolina Coppo y Andrés Weintraub expresaron su descontento con la gestión de la concesionaria.

Casa de Bello a Universidad de Chile: Exigimos a la administración enmendar el rumbo
Llévatelo:

La Universidad de Chile, a través de los directores Carolina Coppo y Andrés Wientraub, expresó su descontento con la concesionaria Azul Azul por su gestión del club de fútbol y exigió a la  empresa "enmendar el rumbo".

"Nos encontramos desde hace tiempo disconformes con la manera en que se administra y gestiona la concesionaria por parte de sus actuales controladores", señala el comunicado de la Casa de Bello.

"Las diferencias no se reducen solo a los objetivos del fondo de inversión que es propietario, el cual no parece estar comprometido con la historia y tradición de la U, sino que también se extienden a otros aspectos, en particular al proceso de toma de decisiones y a la relación y comunicación del club", agrega la misiva.

Además, se apunta que han solicitado en múltiples ocasiones "mayor discusión en el directorio", algo que no ha ocurrido y se evidencia en los mala gestión "cuyos resultados están a la vista".

La casa de estudios también lamentó los cuestionamientos a la transparencia en la propiedad del club y las dudas que circulan en la opinión pública "respecto de eventuales vinculaciones que pudieren existir entre sus autoridades y representantes de otros clubes y de jugadores", ya que "ponen en cuestión la transparencia y probidad, y no se condicen con los valores y principios que inspiran el actuar de la Universidad de Chile".

"Teniendo esto en cuenta, como directores de la Universidad de Chile ante Azul Azul S.A. exigimos a la administración enmendar el rumbo, dar a conocer el plan estratégico y reconsiderar la forma en que se toman las decisiones al interior del club, para así recomponer las confianzas y el debido respecto que debe existir entre los miembros de un club como la U", concluye el comunicado, firmado por Coppo y Weintraub.