Naomi Osaka rompió las reglas del juego y creó su propia agencia

La japonesa, ex número uno de la WTA, intenta ser pionera.

Naomi Osaka rompió las reglas del juego y creó su propia agencia
Llévatelo:

Naomi Osaka, la deportista mejor pagada del mundo, con una cartera de patrocinios que alcanza los 50 millones de euros anuales, rompió su relación con la agencia de representación IMG para crear su propia agencia, Evolve, en un movimiento inédito para una atleta del máximo nivel.

Esta decisión no es nueva para otros deportistas, como Roger Federer, que abandonó IMG en 2013 para crear TEAM8, pero sí para una mujer. Y más para una que apenas tiene 24 años como es el caso de la nipona.

Osaka se aliará con su agente de los últimos siete años, Stuart Duguid, al estilo de lo que hizo Federer con Tony Godsick y Rafael Nadal con Carlos Costa. Ambos estuvieron bajo el amparo de IMG antes de emprender la aventura por su cuenta.

La asiática, según las palabras de su agente, lo hace por la ambición de expandir sus intereses, por tener negocios más allá del tenis y por asegurar su futuro. "Naomi no es de esas personas que pasa su tiempo jugando a videojuegos o viendo Netflix", apuntó Duguid al New York Times.

Osaka, además, tomará control de sus patrocinios, esos que le reportan unos 60 millones de dólares anuales (57 millones de euros) y que le colocan como la deportista mejor pagada del mundo y a la altura de los pocos que pueden competir en esas cifras con ella: LeBron James, Tiger Woods, Roger Federer y Cristiano Ronaldo. Es la número 12 en la lista Forbes de deportistas mejor pagados, muy por delante de Serena Williams (28) y Novak Djokovic (46).

Entre las marcas ligadas a Osaka destacan la tecnológica Google, la marca de ropa Lous Vuitton, Mastercard, Nike, la automovilística Nissan, la relojera Tag Heuer y Airbnb.ella que ganó cuatro Grand Slam y se coronó número uno del mundo -primera asiática en lograrlo-, y la nipona alcanzó hace menos de dos meses la final de Indian Wells, donde cayó ante la mejor tenista del momento, la polaca Iga Swiatek.

Tras una temprana derrota en Madrid, la número 36 del mundo se recupera de una lesión en el tobillo y no participa en Roma con el objetivo de estar a tono para Roland Garros, junto a Wimbledon, el Grand Slam que le falta por conquistar. Nunca ha ganado un torneo sobre tierra.