Nicolás Jarry: No se puede explicar lo doloroso que fue todo lo que me pasó

El tenista chileno habló con "Saque y Red" de Al Aire Libre TV.

Nicolás Jarry: No se puede explicar lo doloroso que fue todo lo que me pasó
Llévatelo:

El tenista nacional Nicolás Jarry dialogó con "Saque y Red" de Al Aire Libre TV y explicó sus sensaciones tras vivir dos semanas increíbles en Ecuador, donde fue campeón y subcampeón en torneos Challenger consecutivos.

"Ha sido un año muy bueno donde empecé bien con el pie derecho en Concepción, he aprovechado cada torneo. Gané mi primer Challenger, así que estoy muy contento", señaló la raqueta nacional, quien agregó que "me siento bien, he estado trabajando mucho, tratando de hacer muchos cambios y siento que cada vez lo estoy controlando más, pudiendo hacerlo en el partido".

Sobre cómo fue el regreso tras cumplir una larga sanción por dopaje, explicó que "fue clave trabajar mucho en mí, con sicólogos, entender cómo pienso, lo mejor y peor que tengo, fuera y dentro de la cancha. Ver cómo mejorar esas cosas, pude trabajar mucho, viendo qué necesitaba. Empecé con Cristóbal -Saavedra, su entrenador-, sentí que era un buen encaje para lo que estaba buscando".

"Volveré al ranking en que estaba cuando me toque, yo tengo que seguir haciendo lo mío", agregó Jarry, quien reconoció que su meta es entrar a la qualy del US Open.

"Es la meta. Ojalá se pueda, tengo que seguir haciendo lo mío, buscando esas sensaciones. el nivel de tenis que mostré. Sé lo que tengo que hacer, pero la verdad es que si no llego a la qualy del US Open no me pasaría nada, no sentiría fracaso, nada, no sé cuánto me va a tomar, espero que poco, pero estoy yendo voy a la cancha a entrenar o a los partidos con la mira mucho más arriba de eso", indicó.

"Mi meta desde que la sanción empezó fue mejorar mi versión de antes. Ahora estoy mentalizado en lo que tengo que mejorar para una vez que esté arriba poder superar el ranking que tuve, ese es mi foco. A corto plazo el US Open si se puede dar, no es tan fácil por el tema de ranking, estoy en mucha desventaja, pero daré lo mejor que puedo".

Por último, destacó el apoyo de su familia y su esposa: "No se puede explicar lo doloroso que fue todo lo que me pasó, no es la muerte de nadie, por suerte, pero sí es el pencazo más grande que te pueden dar. No lo he pensado, no sé si es peor que una lesión o no, pero fue muy duro tener que partir de nuevo, lo que significa en el mundo querer haber hecho trampa y a mí me afecta mucho, porque soy alguien que desde chico se ha inculcado con valores de fair play".

"Mi abuelo -Jaime Fillol- me ayudó mucho en eso, haber sido sancionado por hacer algo injusto o sacar ventaja me dolió mucho, después tener que partir todo de nuevo, solo no sé cómo hubiera salido adelante, si no fuera por ella -su esposa- no hubiera salido adelante con la misma fuerza, además tenía a toda mi familia que me ayudó con detalles y haciéndome la vida un poco más fácil", terminó.