La columna de Ernesto Contreras: No lo hagas, Khabib

El campeón invicto ruso quiere emular lo hecho por McGregor y busca asegurar su futuro económico con una pelea ante Mayweather.

La columna de Ernesto Contreras: No lo hagas, Khabib

Por Ernesto Contreras, @contrerasdelzo. Foto: Jeff Bottari/Zuffa LLC

Khabib quiere aprovechar su momento y quién es uno para juzgarlo. Luego de destrozar a Conor McGregor y establecerse como uno de los mejores peleadores de todos los tiempos, el campeón invicto ruso pareciera estar convencido en emular los pasos de su más enconado rival.

El oriundo de Daguestán quiere a Floyd Mayweather. Claro, quien no querría asegurar su futuro y el de su familia, en 36 minutos. O quizás menos.  

Lo que partió como un delirio pareciera ir tomando cada vez más forma, y no es una buena noticia para el deporte de las artes marciales mixtas.

Nurmagomedov, con un récord invicto de 27-0, lanzó un desafío directo al retirado boxeador y éste, con un olfato privilegiado para los negocios, aceptó gustoso pero bajo sus términos. Floyd también quiere a Khabib, pero en su hábitat. En el mismo en el que ganó las 50 peleas que disputó profesionalmente.

Sin dudas que el deseo del ruso parece a todas luces descabellado. Célebre por su brutal y asfixiante estilo de lucha, el peleador no encuentra en el boxeo una de sus mayores cualidades. Si bien en su última pelea estuvo cerca de noquear al irlandés con un derechazo, la pelea de pie sigue siendo su principal punto débil. Es por eso que parece tan absurdo su desafío a uno de los mejores pugilistas de todos lo tiempos.

La decisión de Khabib, en centrar sus ojos en Floyd, podría tener lógica si ya hubiera alcanzado un techo en el UFC, o bien si su carrera estuviera en declive, pero ocurre todo lo contrario. El ruso tiene un nombre al cual enfrentar antes de pensar en las manoseadas "Money Fights": Tony Ferguson.

El ex campeón interino de la compañía perdió su título por una lesión y su choque con Khabib es el gran sueño de los fanáticos de las MMA. Ambos han estado programados para enfrentarse cuatro veces, pero por una u otra razón la pelea se ha terminado cancelando. Es por esto que este choque es  conocido como la "pelea maldita".

Con "El Cucuy" de retorno, finalizó a Anthony Pettis en el UFC 229, y Khabib consagrado como el campeón indiscutido, no hay razones para que no peleen. O al menos vuelvan a intentarlo. Es la pelea que el real fanático quiere ver, ya que para muchos Tony es el único capaz de derrotar al ruso. No hay otro.

El presidente del UFC, Dana White, ya dijo que el próximo en la línea es Ferguson, pero la intención de Numagomedov de realizar este choque de invictos puede conspirar contra estos deseos. Sin ir más lejos, hoy confirmó que quiere boxear con Floyd en Rusia, en un estadio para 100.000 espectadores.

Resultaría muy decepcionante ver a Khabib siguiendo la línea de McGregor, ya que un nuevo estancamiento de la división no sería sano para la compañía, la cual podría sufrir un  gran perjuicio si su nueva gran estrella es vapuleada en un ring de boxeo, tal como ocurrió con Conor.

Esperemos que prime la razón y no veamos a Khabib envuelto en un show que no le favorece. Los fanáticos quieren verlo en el octágono y si es ante Ferguson, cuanto mejor.