El Uno a Uno de Chile en la Copa América: Aránguiz y Pulgar fueron los mejores de la Roja

Analizamos a cada uno de los jugadores que representaron a nuestro país en el torneo continental.

El Uno a Uno de Chile en la Copa América: Aránguiz y Pulgar fueron los mejores de la Roja
Llévatelo:

La selección chilena finalizó su participación en la Copa América este sábado, tras perder con Argentina en la "final de consuelo" y quedarse con el cuarto lugar. 

El balance, más allá de la pena por no poder llegar a la final y luchar por el tricampeonato, es en general positivo para el plantel, pues lograron terminar entre las cuatro mejores selecciones del continente.

En AlAireLibre.cl también hicimos un balance general y analizamos Uno a Uno a los 23 jugadores de la Roja que viajaron a Brasil para representar a nuestro país.

El UNO A UNO DE CHILE EN BRASIL 2019

Gabriel Arias: El portero campeón con Racing llegó con la presión de hacer olvidar al ex capitán Claudio Bravo, pero llenó de dudas el fondo de la Roja con errores propios. Contra Ecuador tuvo una mala salida que mermó su confianza, y ante Perú tuvo una noche para el olvido, con una explicable jugada cerca del banderín del córner y que permitió el gol rival. Fue uno de los más críticados por los hinchas nacionales.

Imagen foto_00000004

Mauricio Isla: El "Huaso" ya no tiene el mismo aguante para cubrir la zona del lateral derecho. Sigue siendo un referente en las tareas ofensivas, pero falló en el retroceso y complicó en más de una ocasión a la defensa nacional. Los fallos se notaron en demasía en el duelo contra Perú, y Rueda lo usó como puntero derecho en el último partido.

Gary Medel: El "Pitbull" asumió la responsabilidad de ser el capitán. Comenzó de la mejor forma, como el jugador más sólido de la defensa, protegiendo las espaldas de Isla y ayudando a Guillermo Maripán en los trabajos de la retaguardia. También sus declaraciones fueron con mesura, como líder del camarín de la Roja. Sin embargo, todo quedó en el olvido con su descontrol en el duelo con Argentina por el tercer lugar.

Guillermo Maripán: Fue uno de los puntos altos en la defensa de Chile, aunque su principal falencia fue su lentitud en el retroceso en los contragolpes. Más allá de eso, respondió con solvencia en las tareas que le asignó Reinaldo Rueda. En el partido con Argentina tuvo descanso, pero por la lesión de Gonzalo Jara tuvo que ingresar.

Jean Beausejour: El lateral izquierdo jugó sus últimos partidos con la selección chilena. Más allá de sus 35 años, lo dio todo para defender su sector, con las dificultades físicas que implica el atacar y defender sin colaboración. Solo no jugó ante Uruguay, para evitar una suspensión por tarjeta amarilla. Anunció su retiro tras la caída con Argentina por el tercer lugar. Gracias "Bose". 

Erick Pulgar: La mayor revelación de la selección de Reinaldo Rueda. Su partido ante Japón, con gol incluído, lo consolidó como figura estable del mediocampo chileno y digno compañero para los históricos Charles Aránguiz y Arturo Vidal. Sus únicos malos momentos fueron el partido ante Perú, anulado por la táctica del equipo de Gareca, y en el primer tiempo ante Argentina, más que nada por el descontrol y tensión de ese compromiso.

Imagen foto_00000003

Charles Aránguiz: El volante de Bayer Leverkusen fue el jugador más regular de la Roja (otra vez). Por él pasó el fútbol de la selección en la fase grupal, aunque cuando fue anulado, en el choque con Perú, el equipo entero lo sintió. Su rol es clave para Chile, y en esta ocasión dejó de lado una postura silenciosa y asumió, ante los medios, su posición como uno de los líderes de la "Generación Dorada". Para el choque con Argentina llegó agotado.

Arturo Vidal: El "Rey" es la estrella de la selección. Llegó con la moral en alta después de conquistar la titularidad en Barcelona y mostró su buen nivel, aunque estuvo mermado por las lesiones y la refriega propia de los partidos contra Japón, Ecuador, Uruguay y Colombia. Su nivel pasa por su condición física, aunque por esfuerzo, a pesar de jugar lesionado y golpeado, nunca se queda atrás.

José Pedro Fuenzalida: "Chapita" fue el último en llegar a la nómina de Rueda y sorprendió al tomar la titularidad. El capitán de la UC respondió con entrega, colaborando en tareas defensivas en mediocampo y también en el ataque. Su premio llegó en el gol a Ecuador. No obstante, su sociedad con Isla no fue de las mejores, cometiendo errores en los relevos, sin proteger adecuadamente la banda derecha.

Eduardo Vargas: El segundo goleador histórico de Chile fue de más a menos. Marcó un doblete ante Japón y eso fue su único aporte en materia ofensiva. Ante Ecuador gravitó un poco, y con Uruguay poco pudo hacer. Ante Colombia tampoco marcó y con Perú tuvo una chance, con un penal a último minuto, pero decidió "cancherear" de forma innecesaria y le atajaron el disparo.

Alexis Sánchez: Maravilla llegó con dudas y se va con dudas. Se temía que incluso no iba a jugar por lesiones, pero el tocopillano sorprendió con gol y asistencia ante Japón; le dio el triunfo a Chile sobre Ecuador, y, pese a la derrota con Uruguay, fue la gran figura del partido. Anotó el penal de la clasificación a semifinales en la tanda decisiva frente a los colombianos, ratificando su amor y compromiso con la camiseta nacional. No obstante, sus ganas (y desorden) no sirvieron en la derrota contra Perú. Salió lesionado y ofuscado del duelo por el tercer lugar, quedando nuevamente complicado.

Las alternativas

Paulo Díaz: El defensor respondió cada vez que le tocó jugar. Entró en el partido con Ecuador, y fue titular en los duelos contra Uruguay y Argentina. Si bien no se proyecta en ataque como lo hace Mauricio Isla, cumple su rol como defensa lateral por derecha. Además, supo adaptarse ante los trasandinos por la expulsión de Medel, jugando como central en línea de tres.

Gonzalo Jara: El defensor tuvo un bajo nivel en la Copa América. Con Ecuador no falló; su rol ante Uruguay fue correcto, pero estuvo flojo en la marca que permitió el gol charrúa; y ante los argentinos fue sobrepasado, saliendo lesionado en el segundo tiempo.

Oscar Opazo: El "Torta" cumplió con lo exigido en los duelos que disputó en la fase grupal. Entró como suplente ante Japón y fue titular en el choque con Uruguay. Ante los nipones jugó como laterla derecho y contra los charrúas fue por la banda izquierda. No fue sobresaliente, pero no tuvo fallos y se acopló a los esquemas (con 4 y 5 en el fondo).

Igor Lichnosvsky: El zaguero de Cruz Azul jugó solo en el segundo tiempo del duelo ante Uruguay, por lesión de Gary Medel y jugó bien, pese a estar por primera vez en terreno junto a Maripán y Jara.

Pablo Hernández: El "Tucu" sólo jugó en los partidos de la fase de grupos. Ante Japón y Ecuador ingresó en el segundo tiempo, como reemplazo de Vidal; y frente a Uruguay fue titular, justamente por cuidar a Arturo de una posible amonestación. Correcto en el medioterreno, aunque sin la influencia del volante de Barcelona.

Esteban Pavez: Solo jugó en el duelo ante Colombia en cuartos de final, aunque su rol fue clave, pues entró para reforzar el trabajo de Aránguiz, Pulgar y Vidal.

Junior Fernandes: Pese a sus esfuerzos, no tiene el nivel para ser alternativa de Alexis Sánchez. Poco y nada hizo en los minutos que tuvo ante Japón, Uruguay y Argentina.

Nicolás Castillo: Por decisión de Rueda siempre entró en los minutos finales. Cuestionado por los hinchas, no tuvo la chance no el tiempo de ganarse una titularidad.

Angelo Sagal: Ingresó en el segundo tiempo en la semifinal con Perú, cuando Chile necesitaba con urgencia remontar dos goles en contra. No fue más aporte que Fuenzalida en ataque y otra vez quedó al debe.

Brayan Cortés: Se esperaba que jugara ante Uruguay, cuando Chile ya estaba clasificado a la siguiente fase, o contra Argentina, en el duelo por el tercer lugar. Pero Rueda optó por ratificar a Arias, apremiado de confianza en este torneo.

Yerko Urra: Fue la gran sorpresa de la nómina de 23 jugadores, pero no tuvo chance alguna de jugar en Brasil, debido a su condición de tercer portero.

Diego Valdés: El más perjudicado, pues fue el único jugador de cancha que no fue requerido, sin jugar ningún minuto en la Copa.